Por José Jaime Ruiz

josejaimeruiz@lostubos.com

@ruizjosejaime

Aquí tenemos a Félix Salgado Macedonio, en Chile a candidatas feministas a la Constituyente. Leo el periódico argentino Página 12:

“El 8 de Marzo de 2019 Chile se sumó por primera vez a la Huelga Internacional Feminista que viene tejiéndose entre continentes desde 2017 para recobrar el sentido de lucha de esa fecha en una acción transfronteriza que pone en la agenda pública la precarización de la vida de mujeres, lesbianas, travestis y trans. La movilización que acompañó la huelga había sido la más masiva desde la dictadura. Había empezado a latir el corazón del levantamiento tramado en asambleas territoriales de organización transversal del 8M.

“En ese octubre previo a la pandemia se escuchaba en la calle tomada el rugido por la urgencia de una Asamblea Constituyente que el año pasado fue aprobada por un 80% de quienes votaron el plebiscito. Hoy, está conformada por 155 miembrxs y será el órgano encargado de llevar adelante la redacción de una nueva Constitución que reemplace la vigente que data de la dictadura pinochetista. Esta convención constituyente será la primera en el mundo con paridad entre hombres y mujeres y además tendrá lugar para 17 integrantes de pueblos originarios.

“Los feminismos en Chile fueron catalizadores de este proceso revolucionario, por eso hoy existe una gran presencia de candidatas feministas en los comicios para lograr una representación propia en la Asamblea Constituyente. Son candidatas que provienen de diversos movimientos sociales que llevarán los reclamos más viscerales de los feminismos hacia el debate social: la erradicación de la violencia machista, la protección del medioambiente, las demandas sindicales y de los sectores más vulnerados, el respeto por los territorios y las identidades LGBTINB+ y la importancia de la declaración de un Estado plurinacional e intercultural que reconozca, respete, valore y promueva los derechos y la cultura de las comunidades indígenas y migrantes.

“La elección de lxs candidatxs tendrá lugar el próximo 11 de abril y el desafío será que sus demandas pregnen en un pueblo en carne viva. Sin embargo, la paridad de esta asamblea no supone per se estar frente a un proceso constituyente feminista. Uno de los desafíos que se presentan es lograr que no sea definido solamente entre lxs 155 miembrxs, si no amplificarlos hacia todo lo imaginado desde la revuelta de octubre: ‘Para nosotras es central pensar en cómo podemos abrir este proceso sosteniendo el ejercicio del poder popular, que podamos vincular estrechamente lo que viene sucediendo en las calles con la Asamblea Constituyente’, explica Javiera Manzi, vocera de la Coordinadora Feminista 8M. Desde este espacio definen el presente como un momento de imaginación política radical. ¿Cuál es la herramienta o el modo expresivo del deseo de la revuelta? No hay una respuesta ni una receta frente a ese interrogante, lo que sí saben es que sostener la movilización en las calles es una de las claves este 8 de Marzo.”

Pobre México: tan lejos de Chile y tan cerca de la 4T patriarcal…