La investigación sobre la muerte de una mujer encontrada sin vida bajo el Puente Atirantado, se replanteó al quedar al descubrirse que fue asesinada. La autopsia reveló que la jovencita fue asfixiada y fue lanzada desde lo alto de la mencionada estructura, para aparentar un suicidio. La Fiscalía General de Justicia del Estado, dijo que ahora el caso se está investigando como un feminicidio más cometido en esta entidad.

La víctima fue identificada por medio de una credencia del INE, que estaba cerca de su cuerpo. Se llamó Daniela Tovar de León, tenía 19 años, y vivía en Monterrey.

Ahora las autoridades investigan a sus amigos y su pareja sentimental, como los principales sospechosos, aunque también dijeron que no se puede descartar, que este caso esté relacionado con alguna actividad ilícita.

Fue el pasado jueves cuando una llamada anónima alertó a las autoridades sobre la presencia de un cuerpo en el lecho del Río Santa Catarina. Hasta el lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes, al revisar a la mujer, descubrieron que estaba sin vida.

Mencionaron que la jovencita estaba tirada boca arriba y tenía un vestido rojo. Mientras que sus botas estaban a unos metros de distancia junto con una bolsa con diversas identificaciones.

En un principio pensaban que se trataba de un suicidio, pues estaba el cuerpo justo debajo del Puente Atirantado. Sin embargo, cuando le realizaron la autopsia de ley, se determinó que murió por asfixia por estrangulamiento.

Los restos de la mujer fueron identificados por sus padres, en el anfiteatro del Hospital Universitario, donde reclamaron sus restos para velarlos.