El auditor de desempeño de la Auditoría Superior de la Federación responsable del reporte sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Agustín Caso Raphael, negó que haya cometido un error en el cálculo de los costos financieros que dejó la suspensión de las obras.

Así lo sostuvo durante su comparecencia del lunes ante los integrantes de la Comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara de Diputados, en la cual dijo que los fallos en el reporte, en realidad se tratan de datos distintos que se obtuvieron con una metodología diferente a la usada por el gobierno federal.

Al señalar que la postura y los dichos del secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, son completamente respetables, el auditor dijo que los “errores básicos” en el reporte sobre la cancelación del NAICM que denunció el funcionario, se tratan de estimaciones y no de cifras definitivas.

Auditor rechaza mala fe contra el gobierno

A lo largo de su comparecencia en San Lázaro, Agustín Caso Raphael fue cuestionado por legisladores de todos los partidos sobre lo ocurrido con el reporte de cancelación del NAICM, sin embargo, el auditor aseguró que el informe es consistente, pues usó una metodología adecuada.

“No hay error, no hay mala fe, y sólo se revisará y se le dará seguimiento a la auditoría realizada.”

Agustín Caso Raphael

Sobre las críticas que lanzó el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, Caso Raphael indicó que el reporte no se trata como lo dijo el mandatario, de un ataque a la investidura presidencial o al gobierno que encabeza el tabasqueño.

Pese a lo anterior, fue cuestionado de manera insistente por los diputados, quienes le recordaron que previamente emitió un comunicado en el que aceptó errores metodológicos en la elaboración del reporte. Ante ello, se limitó a comentar que de momento no podía dar respuestas detalladas sobre el hecho, ya que se está llevando a cabo una investigación en su contra.

Además, negó esbozar una cifra nueva sobre los costos financieros que dejó la cancelación del aeropuerto, pues dijo que no se puede hablar de cantidades definitivas. Sin embargo, aseguró que revisar la metodología y aclarar los datos, se trata de una acción positiva por parte del gobierno, pues al tratarse de una auditoria muy compleja que se ejecutó bajo muchos “vacíos legales”, es necesario que se lleve a buenos términos para que se mitiguen los costos.

Fotografía: especial