La Cámara de Diputados aprobó con 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones el dictamen que expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y adiciona la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, que propone la regularización y legalización de la marihuana en México.

Esta legislación propone la regulación del almacenamiento, aprovechamiento, comercialización, consumo, cosecha, cultivo, distribución, empaquetamiento, etiquetado, exportación, importación, plantación, siembra, compra y venta de la marihuana, entre otras.

Durante la discusión, los grupos parlamentarios del PAN y PRD se colocaron en contra del dictamen, que significa la legalización de la marihuana para su uso lúdico. Resta la presentación de las reservas para el voto en lo particular.

Si se avala por el pleno de la Cámara de Diputados, el dictamen sobre la marihuana será enviado al Poder Ejecutivo Federal con el fin de que se promulgue el decreto, para su entrada en vigor un día después. Sin embargo, si las reservas son aceptadas, se regresará el documento a los senadores con el fin de revisar las modificaciones.

El dictamen pretende la despenalización del consumo de marihuana con fines lúdicos entre adultos mayores de 18 años de edad. A estos se les permitirá tener 6 plantas en casa y portar hasta 28 gramos del producto.

Legalización de la marihuana: diputados hacen modificaciones a minuta de Senado

En la discusión de la legalización de la marihuana con fines recreativos, los diputados hicieron diferentes modificaciones a la minuta del Senado de la República, la cual fue enviada en noviembre de 2020.

Entre los cambios destaca la eliminación de la creación del Instituto Mexicano para la Regulación del Cannabis. Además, se impusieron obligaciones para solicitar licencia y renovarla anualmente, con el fin de tener 6 plantas de marihuana en la casa, con penas de 27 mil pesos si se impide la revisión. El número de plantas aumentará a 8 si hay otro adulto consumidor en casa.

Además se añadió un artículo transitorio donde se prevén liberaciones inmediatas a personas procesadas y sentenciadas por los delitos que serían despenalizados con la ley para la legalización de la marihuana. Estos beneficios podrán ser promovidos por los interesados, sus representantes legales o familiares, o el órgano de prevención y readaptación social de competencia federal. Sin embargo, se fichará a quienes sean liberados por la comisión del acto.