Luego del estreno en Estados Unidos de la entrevista entre el príncipe Enrique de Sussex y Meghan Markle con Oprah Winfrey, los medios británicos esperaban la reacción de la familia real británica ante las fuertes y polémicas declaraciones sobre racismo y pensamientos de suicidio que vivió la pareja.

Este martes, la reina Isabel II respondió a la entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle. En el comunicado emitido por el Palacio de Buckingham, se describieron como “preocupantes” todos los puntos expuestos a la presentadora de televisión.

“Toda la familia está entristecida”: Isabel II

En el comunicado, Isabel II declaró que “toda la familia está entristecida” luego de que Enrique de Sussex y Meghan Markle revelaran detalles tan “difíciles” sobre su vida como integrantes de la familia real británica. La monarca destacó que las cuestiones planteadas referentes al racismo hacia Archie son “especialmente preocupantes”, por lo que serán tratadas con urgencia y en privado por la corona.

Finalmente, la reina Isabel II agregó que “Harry, Meghan y Archie, siempre serán miembros de la familia muy queridos”.

“Los temas que se han tratado, sobre todo en el aspecto racial, son preocupantes.

A pesar de que algunas visiones de lo ocurrido varían, se tomarán muy en serio y se tratarán de manera privada por la familia.

Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de la familia.”

Comunicado del Palacio de Buckingham

¿Qué dijeron Enrique de Sussex y Meghan Markle en la entrevista a Oprah Winfrey?

El pasado domingo, la cadena de televisión CBS transmitió en Estados Unidos la esperada entrevista de Oprah Winfrey a los duques de Sussex. En esta, se revelaron detalles inéditos sobre la vida del príncipe Harry y Meghan Markle como pareja de la familia real británica.

Algunos de los comentarios más polémicos, fueron referentes a la presión mediática que sintió Meghan Markle, lo que la llevó a pensar en el suicidio.

Por su parte, Enrique de Sussex declaró que la decisión de la pareja por salir del Reino Unido, fue provocada “en gran parte a causa del racismo”. Al respecto, Meghan Markle afirmó que, durante el embarazo de Archie, en la familia real la cuestionaron sobre “que tan oscura sería la piel de su hijo”, razón por la que no “recibió seguridad ni títulos reales”.

Finalmente, la pareja anunció que Markle, está embarazada de su segundo -y último- bebé. Según dijeron, será una niña; y nacerá en el próximo verano.

Fotografía: pública