En la isla danesa de Funen, investigadores del Museo de Odense descubrieron una espada nórdica de unos 3 mil años en buen estado de conservación. Este hallazgo se debió a los trabajos de prospección arqueológica realizados con motivo de la construcción del Gasoducto Báltico en la isla danesa de Funen.

Los arqueólogos sospechan que la espada formó parte de una ofrenda. De acuerdo con Jesper Hansen, curador en jefe del museo, el arma pertenece al periodo IV de la Edad de Bronce nórdica; además, señala que este el descubrimiento de este objeto se puede considerar como una “rareza” no solo por la antigüedad, sino también por su “extraordinario” estado de conservación.

La empuñadura de la espada fue elaborada con madera, cuerno y antimonio

Hensen detalla que la empuñadura de la espada fue elaborada con madera, cuerno y antimonio. También informa que el material de líber con el que fue cubierta permitió que la hoja de bronce permaneciera casi intacta, salvo una capa de pátina que se ha formado debido al paso del tiempo.

En su cuenta oficial de Facebook, el Museo Odense publicó diversas fotografías del descubrimiento de esta espada nórdica. La publicación también explica cómo fue el proceso de excavación.

Puesto que la espada, de cerca de 1.3 kilos, se compone de distintos materiales, la conservación de la espada es un asunto complejo. Para investigar más a fondo, los arqueólogos decidieron desmontar la empuñadura y mantener por separado los elementos que la conforman.

La espada será expuesta en las instalaciones del museo de Montergarden

Por medio de esta técnica, el metal, la madera, el cuerno y el líber podrán ser tratados por separado para garantizar su correcta preservación.

El Museo informó que se utilizarán extractos de fibra vegetal para la datación por carbono 14, de modo que se pueda confirmar con precisión la edad de la espada y con una muestra de metal lograrán determinar la procedencia de la aleación del bronce con el que está hecha la espada.

En cuanto los estudios de datación por radiocarbono y los trabajos de conservación hayan concluido, la espada será rearmada y posteriormente expuesta en las instalaciones del museo de Montergarden.

Fotografía: @odensebysmuseer