El Presidente de la República envió este miércoles al Senado una propuesta para crear la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación para sancionar a jueces y magistrados que incurran en actos de corrupción o nepotismo. La iniciativa de López Obrador, que fue enviada de parte de la Secretaría de Gobernación, propone cambiar la Constitución para sancionar a jueces y magistrados que incurran en actos de corrupción. También contempla sancionar a empresas o personas que hayan resultado beneficiadas por dichos delitos.

Entre las penas para jueces y magistrados está reparar la totalidad de los daños y perjuicios de los actos cometidos.

“En el caso de que la falta administrativa grave cometida por la o el servidor público le genere beneficios económicos, a sí mismo o a cualquiera de las personas a que se refiere el artículo 52 de esta Ley General de Responsabilidades Administrativas, se le impondrá sanción económica que podrá alcanzar hasta dos tantos de los beneficios obtenidos.”

Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación

Esta iniciativa llega al Senado horas después de que en la conferencia mañanera del 17 de marzo el Presidente anticipó la posibilidad de reformar la constitución para sancionar a jueces, luego de que el juez la Suprema Corte de Justicia de la Nación Juan Pablo Gómez Fierro suspendió temporalmente la Ley de la Industria Eléctrica, que beneficia a empresas de energía renovable.

Propósitos de la propuesta

La propuesta para castigar a jueces de la SCJN enumera varios puntos para lo que serviría esta ley:

Consolidar la carrera judicial.

Limitación a la discrecionalidad de los nombramientos otorgados por las y los Magistrados, así como por las y los Jueces.

Establecer políticas que orienten las determinaciones del Consejo de la Judicatura Federal en materia de adscripciones, readscripciones, reincorporaciones y ratificación de juzgadores.

Reforzar el combate a la corrupción y al nepotismo.

Impulsar la capacitación y profesionalización del personal.

Fortalecer el Instituto Federal de Defensoría Pública.

Que la SCJN enfoque sus energías únicamente en los asuntos más relevantes para el orden jurídico nacional.

Establecer Plenos Regionales, en sustitución a los Plenos de Circuito.

Transformar los Tribunales Unitarios de Circuito en Tribunales Colegiados de Apelación.

Modificar el sistema de jurisprudencia para fortalecer los precedentes de la SCJN.

Fotografía: Moisés Pablo / Cuartoscuro