Jeanine Áñez, expresidenta interina de Bolivia, solicitó ser trasladada a un hospital porque tenía la presión arterial muy alta. A dos días de haber ingresado a prisión preventiva en La Paz, Bolivia acusada de provocar un golpe de Estado contra Evo Morales en 2019.

Este 17 de marzo, Norka Cuéllar, abogada de la exmandataria, dijo que Jeanine Áñez sufrió una descompensación porque se encontraba con una crisis y presión alta debido a la hipertensión que padece, de acuerdo con medios de Bolivia.

Sin embargo, aunque llegó la ambulancia al centro penitenciario de La Paz, Jeanine Áñez no fue trasladada a ningún hospital, reportó el medio de Bolivia Unitel.

Imponen a Jeanine Áñez prisión preventiva de 4 meses

El 15 de marzo, Jeanine Áñez, expresidenta interina de Bolivia, fue trasladada una prisión de La Paz, el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, para permanecer en prisión preventiva por 4 meses, como lo determinó un juez.

El director general del Régimen Penitenciario en Bolivia, Juan Carlos Limpias, dijo que la exmandataria Jeanine Áñez estaría bajo una constante inspección del personal de salud por 15 días, como lo estipula el protocolo de prisiones en el país ante la pandemia por Covid-19.

A Jeanine Áñez le fue asignada una de los 13 dormitorios compartidos, que hay para 200 reclusas del Centro de Orientación Femenina de Obrajes. No tendría ningún privilegio, los dormitorios cuentan con servicios básicos y tienen derecho a la comunicación son sus familiares y abogados, detalló Juan Carlos Limpias.

Detienen a Jeanine Áñez por golpe de Estado contra Evo Morales

El pasado 13 de marzo, Jeanine Áñez, expresidenta interina de Bolivia, fue detenida, así lo informó el ministro de gobierno de Bolivia, Eduardo Del Castillo Del Carpio, en sus redes sociales. La exfuncionaria fue trasladada a la ciudad de La Paz para comparecer ante un juez.

El domingo 14 de marzo, se llevó a cabo la audiencia de Janine Áñez, un juez decretó imponerle prisión preventiva de cuatro meses en lo que se realiza de investigación. La misma medida cautelar se le impuso al exministro de Justicia, Álvaro Coíbra y al exministro de Energía, Rodrigo Guzmán.

Jeanine Áñez, expresidenta interina de Bolivia, y sus exministros son acusado de los delitos de terrorismo, conspiración y sedición, es decir por el golpe de Estado que desembocó en la renuncia de Evo Morales en noviembre de 2019.

Jeanine Áñez denuncia persecución política

Antes de ser detenida, Jeanine Áñez informó que había una denuncia en su contra por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración. Además, señaló que comenzó una persecución política en su contra y una dictadura por parte del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Evo Morales.

Con información de EFE

Fotografía: Bolivia Unitel