De acuerdo con un nuevo estudio publicado por científicos de las universidades Leeds y Yale en Estados Unidos publicado en la revista “Nature Communications”, la vida en la Tierra comenzó a partir de rayos hace miles de millones de años.

Esta teoría titulada “Lightning strikes as a major facilitator of prebiotic phosphorus reduction on early Earth”, explica en general el origen del fósforo, material necesario para la creación de la vida.

Y aunque anteriormente se pensaba que este material, el fósforo, provenía de los meteoritos que se impactaban en la tierra, éstos no fueron los suficientes a diferencia de los rayos, los cuales además de ser abundantes eran constantes en la Tierra “primitiva”.

Además, se explica en el estudio que, a diferencia de los impactos de meteoritos, los cuales son extremadamente destructivos, los rayos serían una fuente relativamente no destructiva de los fósforos reactivos; por lo cual estos no interferirían con los pasos evolutivos necesarios para la “síntesis prebiótica”.

Los rayos en la tierra

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, hace unos 4 mil 500 o 3 mil 500 millones de años, los rayos pudieron ser el anualmente de entre 10 y 1000 kg de fosfuro y de 100 a 10 mil kg de fosfito e hipofosfito.

Sin embargo, cabe mencionar que estas cantidades de fósforo se dieron a lo largo de mil millones de años, cuando la Tierra era impactada por entre cien y mil millones de rayos cada año; es decir el fósforo es producto del impacto de un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos.

¿Cómo se implica el fósforo en la formación de la vida?

El fósforo es primordial en la vida, ya que es un elemento químico el cual se encuentra presente en la formación de huesos y dientes; además de que este es necesario para que el cuerpo produzca proteína para el crecimiento, la conservación y la reparación de células y tejidos.

Fotografía: Pixabay