Con un golazo de mediacancha de Roberto de la Rosa, al minuto 82 de acción y con unos Tigres que no asustan a nadie, el Pachuca venció 1-0 a los felinos de Ferretti y la crisis en los de Monterrey continúa creciendo.

Ya son cinco juegos sin ganar por parte de Tigres tras su victoria en febrero ante Xolos por marcador de 3-2, siendo que con esto sumaron a su vez su segundo encuentro con derrota y esto se pudo consumar en los minutos finales del segundo tiempo, con un golazo de Roberto de la Rosa que agarró a medio camino al arquero Nahuel Guzmán.

Los Tigres no tienen pies ni cabeza, y si o si saldrán del lugar número 12 cuando culmine la presente jornada en el Guardianes 2021, situación que parece imposible de que no vaya a suceder luego de que existan todavía más partidos por jugar en este fin de semana.

La crisis continúa, y para hacerla más dolorosa ocurrió en la mítica cancha del Hidalgo, lugar maldito y de derrotas consumadas para unos Tigres de Ferretti que siguen sin jugar bien y continúan acumulando descalabros en el certamen, lo que a su vez en unas semanas más podría significar el que ni siquiera lleguen a la repesca.

Vergonzoso, criticable y cuestionable el accionar de Tigres en este duelo ante Pachuca, partido en el que prácticamente no tuvieron remates al arco ni en la primera y segunda mitad, algo que es muy del sello del entrenador que los dirige.

Pachuca fue mejor en el compromiso y en la primera mitad se recuerda un disparo ‘machucado’ desde dentro del área por parte Roberto Nurse que llegó a las manos de Guzmán, mientras que por parte de Tigres únicamente un cabezazo de Gignac tras un pase de Quiñones que no alcanzó a cerrar Nicolás López.

Los Tuzos mostraron más hambre y todo esto se vio en la segunda mitad, esto debido a que en ese momento fueron mejores y en varias ocasiones estuvieron cerca de vulnerar en el arco de Guzmán, siendo que se recuerda un disparo de Felipe Pardo que fue tapado de último momento por Francisco Meza y un gol anulado al minuto 58 por parte de Figueroa tras un fuera de lugar del centro Equihua.

Corría el minuto 82 y tras un tiro de esquina a favor de Tigres, el esférico pasó por toda el área tuza y en un contragolpe agarraron mal parada a la defensa de Tigres y adelantado al arquero Nahuel Guzmán, aspecto que fue percatado por Roberto de la Rosa y este jugador se mandó un golazo de mediocampo.

Los Tigres, sin idea, siendo un equipo viejo y con el sello de Ferretti, temeroso al frente y acostumbrado a siempre dar menos de lo que se espera de ellos, tuvieron solo una jugada de gol en el tiempo agregado, esto gracias a Leo Fernández, jugador que entró al 88′ y en un tiro de esquina el balón le quedó al delantero Carlos González, futbolista que se paró la redonda con el pecho y disparó de derecha pero la redonda solo pasó por la red lateral.

Pitó el silbante el final del encuentro y esto significó la catástrofe deportiva y que la crisis se aumente en el conjunto de Tigres, equipo que ya suma cinco juegos sin ganar y únicamente con 12 unidades en el campeonato, cantidad con la que hoy no les alcanza ni para pelear por el repechaje.

Criticable, cuestionable y pobre el accionar de los Tigres de Ferretti, conjunto que no ha salido de su crisis de resultados y los cuales volverán a la actividad hasta el mes de Abril cuando el día 4 de ese mes enfrenten al Querétaro como visitantes.

No hay crisis, dice Ferretti

Su equipo juega mal, no tiene reacción, está fuera de la repesca en estos momentos y por si fuera poco no tienen variantes al frente para ganar partidos y salir del bache en el que están, aunque esto no es crisis. Esta situación la aseguró Ricardo Ferretti, entrenador de Tigres, estratega que negó el que haya crisis en el equipo y sí únicamente un momento desagradable.

“No, crisis no creo, pero sí un momento desagradable”, aseguró el veterano entrenador en la videoconferencia de prensa.

Ferretti se dijo sentirse preocupado por el tema defensivo del equipo, aspecto que ha descuidado tras enfocarse en el ataque del plantel: “Ando más preocupado por la situación ofensiva y tal vez he descuidado un poco en el plan defensivo. Es difícil querer ganar un partido si cada juego recibimos uno o dos goles”.

Buscarán buen cierre para calificar

“La suma no es nada agradable, nos hemos quedado debajo de lo que esperábamos. Vamos a buscar la mayor cantidad de puntos posibles para clasificar”, finalizó.