Los candidatos de la coalición “Va fuerte por Nuevo León “, Adrián de la Garza Santos y Francisco Cienfuegos, anunciaron este martes la construcción de dos complejos viales en Lázaro Cárdenas y Garza Sada. Los complejos viales estarían ubicados de Lázaro Cárdenas a la altura de Mederos y hasta el arroyo Los Elizondo; y otro de norte a sur, a la altura del Parque Canoas sur a norte y viceversa, del Parque Canoas, por la carretera Nacional y que terminaría en Satélite.

De la Garza Santos, dijo que dichas obras beneficiarían a 170 mil vehículos que transitan por el sector, y a unas 425 mil personas en promedio.

“Esta es una de las obras, de todo un sistema integral de movilidad urbana que vamos a estar anunciando durante la campaña, en donde la visión de mi gobierno será una visión de atacar todo el tema de movilidad a través de obras de infraestructura, a través de una reestructuración general del transporte público, y también a través de un desarrollo urbano moderado y ordenado, en donde entre las tres, obviamente van a traer mejor movilidad aquí para el área metropolitana y para el resto del estado.”

En tanto, Cienfuegos Martínez, añadió que la obra ayudaría a reducir los tiempos de traslado, el 75 por ciento del flujo vehicular tendrá flujo continuo y el 25 por ciento entrará en la zona de semaforización. Además, se liberará la zona de congestionamiento en esta intersección, se disminuirá los conflictos vehiculares y la contaminación.

“Son acciones en conjunto que estamos estableciendo con las propuestas al candidato a gobernador Adrián de la Garza que van a venirse a sumar a una plataforma muchísimo más completa a nivel estatal.”

Los candidatos detallaron que con el viaducto se reducirá una tercera parte el tiempo de traslado en el lugar; es decir, de 39 minutos a 14 minutos para quienes circulan de sur a norte, y en el sentido contrario, la reducción será de 27 a nueve minutos. El proyecto implicaría una inversión de entre mil 200 y mil 500 millones de pesos, que se ejercerían de acuerdo a las capacidades, el 70 por ciento correría por parte del estado y el resto, por el municipio.

Se contempla estar arrancando la obra en aproximadamente un año y medio.