El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), activistas de defensores de los Derechos Humanos y grupos de izquierda, ante señalamientos para el esclarecimiento de una presunta ejecución extrajudicial cometida por elementos del Ejército en julio de 2020, en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

En su conferencia mañanera de este miércoles 24 de marzo, fue cuestionado sobre los avances en las investigaciones por la supuesta ejecución extrajudicial de 3 personas, entre las que se encontraba Damián Genovés Tercero, cuyo padre ha montado un plantón frente a Palacio Nacional para exigir justicia por el asesinato de su hijo.

En su respuesta, el Presidente aseguró que su gobierno es el primero en la historia reciente de México en respetar los Derechos Humanos en todos los niveles y que no habrá impunidad en el caso.

Dijo que se revisa si efectivamente fueron militares los que asesinaron a sangre fría a los 3 sujetos, en el marco de un operativo contra una célula del crimen organizado, y lamentó que ahora activistas, organizaciones civiles y hasta la misma ONU, señalen a su gobierno por ese tipo de irregularidades cuando se quedaron “callados” ante abusos de Felipe Calderón, Vicente Fox y Enrique Peña Nieto.

López Obrador aseguró que no quiere pasar a la historia como el presidente de México surgido de un auténtico movimiento social que siquiera un caso de ejecución extrajudicial.

“En los gobiernos anteriores se permitieron las masacres, y los defensores de Derechos Humanos de la llamada sociedad civil, se quedaron callados ante las masacres. Incluso los organismos de la ONU, de la OEA. Lo que les urge es tener excusas para señalar que somos iguales.”

Presidente de México

Fotografía: Andrea Murcia/ Cuartoscuro