La jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, informó este miércoles que el Consejo de la Judicatura local determinó cesar a los jueces Federico Mosco González y Luis Alejandro Díaz Antonio, quienes otorgaron su libertad a Juan Carlos García, exesposo Abril Pérez Sagaón y quien es investigado como posible responsable de su feminicidio.

“Los asesinos materiales están detenidos, falta todavía la detención del presunto asesino que está ya con orden de aprehensión y bajo vigilancia de la Interpol, pero el día de hoy se cesa a estos dos jueces que no tuvieron la perspectiva de género, que no reconocieron que Abril estaba en riesgo, y esto es algo fundamental.”

Claudia Sheinbaum

Durante la presentación de avances de la Alerta por Violencia contra las Mujeres en la Ciudad de México, este 25 de marzo, Claudia Sheinbaum explicó que esta decisión forma parte de la coordinación, visión y perspectiva que se ha querido impulsar desde el inicio de su administración y reconoció el trabajo del Consejo de la Judicatura.

La jefa de Gobierno aseguró que con este tipo de acciones están construyendo una ciudad de “justicia hacia las mujeres” y también envían un mensaje del deber cumplir con el marco de justicia hacia las mujeres, pues de lo contrario, será sancionado.

¿Qué hicieron los jueces en el caso de Abril Pérez Sagaón?

El 25 de noviembre de 2019, Abril Pérez Sagaón fue víctima de feminicidio tras recibir disparos de armas de fuego por dos personas que circulaban en una motocicleta.

Sin embargo, en enero de 2019, ella ya había denunciado a su exesposo, Juan Carlos García, por intento de feminicidio. Aunque la Procuraduría General de Justicia capitalina obtuvo una orden de aprehensión por el delito de feminicidio en grado de tentativa, el juez de control Federico Mosco, determinó dejarlo en libertad y reclasificó el caso a violencia familiar. El Ministerio Público apeló la resolución, el juez Federico Mosco sólo determinó que Juan Carlos García no se acercará a la víctima y a su hijo menor, además de no salir del país.

Las decisiones del juez Díaz Antonio también se vieron reflejadas cuando clasificaron el delito a lesiones y violencia familiar, y permitieron que la medida de prisión preventiva que lo tenía detenido se redujera y pudiera salir en libertad. Por este caso, el magistrado Héctor Jiménez López tampoco fue ratificado.

Fotografía: especial