Bajo el argumento de que se encuentran operando una red de llamadas a altas horas de la madrugada, Samuel García, acompañado de Luis Donaldo Colosio y de Agustín Basave, señalaron como responsables de dicho acto a los candidatos de la coalición “Va Fuerte por Nuevo León”, Adrián de la Garza y Francisco Cienfuegos.

Los emecistas acudieron a la Comisión Estatal Electoral para interponer una denuncia en contra de ambas figuras priístas, y solicitar un Proceso Especial Sancionador en el cual piden medidas cautelares para detener los ataques.

García Sepúlveda, señaló que De la Garza y Cienfuegos se encuentran operando desde la calle Washington y desde un call center en un edificio, que ha sido ocupado por la Procuraduría, sobre Ocampo.

“Es un síntoma de que estamos arriba de ellos, por qué no se lo hicieron a Larrazabal o a Yolanda, porque nadie le pega al cuarto lugar. Es el PRI, que quiere afectar el buen ambiente y las perfectas campañas de Movimiento Ciudadano”, mencionó García Sepúlveda.

“Estamos pidiendo a la Comisión plantear medidas cautelares, auditar esos búnkers, cerrarles sus call centers que utilizan para, insisto, despertar a la gente a las 2 o 4 de la mañana. Si todo esto prospera vamos a seguir peleando contra todo este tipo de actos de guerra sucia”, puntualizó.

En tanto, recalcó que el número utilizado está relacionado con la que calificó como la “Paco Red”.

Por su parte, Colosio Riojas, reprobó la guerra sucia del PRI y recalcó su compromiso de llevar a cabo una campaña de altura.

“Es una acción más de guerra sucia, dirigida para desprestigiar, para denostar. Quién en su sano juicio va a hacerle una llamada a un ciudadano a las 3 o 4 de la madrugada. Piensan estos individuos, que la gente es tonta y que se va a creer que somos nosotros. Nosotros queremos una campaña de altura”, concluyó.