Por Francisco Tijerina Elguezabal.

“Todo el mundo cree que sabe”

Yomero

Como nunca antes en la historia de todas las elecciones que me han tocado vivir, una inmensa cantidad de personas entre las que se encuentran obvio políticos y candidatos, pero también analistas muy rurales y hasta ciudadanos comunes, pretenden imponerte su visión de las cosas aunque para ello sea necesario torcer “un poquito o un mucho” la realidad.

Y en ese afán de ajustar la verdad a sus intereses o conveniencias no les importa mentir descaradamente o manipular los hechos de forma tan burda que no admite comprobación alguna pues en el primer intento aquello se derrumba como castillo de naipes.

En muchos de los casos la defensa a ultranza proviene de una verdadera convicción interior, lo cual es respetable, aunque siempre será criticable el intento de convencer al prójimo ajustando “un poquito” los hechos a su placer para adaptarlos a sus necesidades.

Pero en otros muchos los emuladores de los Testigos de Jehová que tocaban a la puerta los domingos a las 8:00 en punto de la mañana, ahora utilizan las redes sociales las 24 horas del día (me pregunto, ¿a qué horas trabajan?) y su inusitada pasión más que una defensa de un candidato, un color o un partido, tiene como único objetivo el criticar a los demás, principalmente al partido al que hasta hace poco pertenecían y del cual se fueron por cualquier razón que usted y yo conocemos.

Periodistas y analistas dejan en estos tiempos la razón a un lado y se alinean al interés de que triunfe en los comicios “quien más me conviene” y para ello tampoco dudan en tirar mentiras, bulos, rumores sin confirmar y especulaciones sin el menor sustento, a quienes están en el bando contrario, sobre todo si en el bando contrario les dijeron que no a alguna petición.

Total, que al final terminas por no entender quién dice la verdad y quién torció un poco los hilos para ajustarla a sus necesidades de ataque o defensa, aunque eso sí, todos, todos, invariablemente, en el caso de los segundos, tienen toda la boca llena de su razón.

ftijerin@rtvnews.com