La niña de 6 años raptada el lunes pasado en el municipio de Pesquería fue localizada este martes en un domicilio de la cabecera municipal de San Pedro Garza García, luego de un reporte a las autoridades. En los hechos al menos una persona habría sido detenida, aunque las autoridades informaron que no se relacionaba con el caso y que continúan con las indagatorias para dar con los involucrados en el rapto.

La ubicación de la niña Sofía Abigail, de 6 años, se realizó alrededor de las 12:00 horas, en la cochera un domicilio ubicado cerca del cruce de las calles Galeana y Manuel González. Después de que mediante una llamada se reportó a la Policía la presencia de la menor en la casa, acudieron al lugar elementos de la Policía local y encontraron a la pequeña en la cochera de la vivienda, donde además había un vehículo color blanco con placas de otro estado.

Al parecer la menor estuvo pidiendo ayuda a gritos. Al ser escuchada por un vecino se reportó la situación a las autoridades. La casa donde estaba la menor es de color blanco, dos pisos y con fachada de piedra, sin que se observara número, y según trascendió pidió ayuda, identificándose como Sofía Abigail, con domicilio en Pesquería, y se encontraba sola.

Las autoridades corroboraron lo dicho por la niña, verificándose que se trataba de la menor desaparecida y la cual ya había sido reportada por medio de la Alerta Amber. Como el portón de la casa estaba con candado se solicitó la presencia del 911 para abrirlo. Los rescatistas además valoraron a la menor en el lugar, ya que presentaba algunas escoriaciones leves en las rodillas.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, así como del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, llegaron al lugar para las indagatorias. La niña, una vez rescatada, fue trasladada a bordo de la Unidad Especial de Protección al Centro de Orientación y Denuncia en San Pedro, en donde fue entregada a su mamá.

La Policía continúa investigando los hechos para ubicar a las personas que estarían relacionadas con el rapto de la menor. La tarde del lunes la niña fue raptada por un hombre en Pesquería, quien con engaños se la llevó en un vehículo color blanco, se hizo el reporte de los hechos, iniciándose la búsqueda, además de activarse la Alerta Amber a nivel local y nacional.

No pensaba encontrarla viva

“Pensé que encontraría a mi hija muerta, pero Dios es grande y la gente nos ayudó sin conocernos”, dijo la madre de la niña. Después de 24 horas de zozobra, la mujer policía Griselda, que trabaja como oficial en la Secretaría de Seguridad Pública de Pesquería, pudo abrazar a su pequeña Sofía Abigaíl, al ser rescatada en San Pedro.

Destrozada por la angustia, la servidora pública llevaba dos días sin probar alimentos, pensando que tal vez su niña tampoco había comido. “No sé cómo agradecerles a mis compañeros, a la Ministerial, se movieron de volada y gracias a ellos mi niña está con nosotros”.

Rápidamente se viralizó a nivel nacional la tierna imagen en donde aparece la mujer abrazando a la pequeña Sofía Abigaíl, mientras que era observada por oficiales de la Policía de San Pedro. Se ha especulado que el presunto secuestrador de la pequeña Sofía Abigaíl, que se identificó como Carlos, está detenido, las autoridades lo ocultaron para poder armar su consignación ante un Juez de Control, pero no se ha ratificado por una fuente oficial.

La tarde del martes, las autoridades catearon la casa del sospechoso y aseguraron un vehículo Kia blanco. Además de que llevaron al abuelo de la menor para que lo identificara. La Fiscalía General de Justicia del Estado mantiene resguardada la casa donde se encontraron algunas pertenencias de la niña.

La madre de la pequeña fue interrogada para descartar que hubiera recibido alguna amenaza de personas externas a la corporación, pero hasta este momento no ha habido resultados. La oficial se mantuvo despierta las últimas 24 horas, desde que la menor fue privada de la libertad. Los agentes del grupo GEBI (Grupo Especial de Búsqueda y Rescate), dialogaron con todos los comerciantes, para saber si el presunto responsable llegó a sus negocios a comprar algún refresco. Durante las entrevistas salió a relucir que el delincuente ya había abordado a otras niñas, a quienes también ofrecía juguetes a cambio que lo acompañaran. El martes por la noche, la vivienda donde fue ubicada la menor fue cateada por las autoridades, pero no dieron detalles sobre lo que encontraron en el lugar