Este 30 de marzo, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, rindió su Informe de los primeros 100 días de su Tercer Año de Gobierno, desde Palacio Nacional, en la Ciudad de México. El Presidente dijo que pese a la pandemia por Covid-19 y de la “herencia del periodo de la política neoliberal”, ha podido gobernar con austeridad. Además, dijo que se mantienen finanzas públicas sanas y no se ha contratado deuda adicional, a lo aprobado por el Congreso.

El mandatario aseguró que su política energética busca que México produzca los combustibles que consume y dejar de importar combustibles del extranjero, con el objetivo de destinar recursos para la modernización de las refinadoras existentes.

Celebra la recuperación de 48% de los empleos perdidos por la pandemia

En la cuestión económica, el Presidente enfatizó que del millón 117 mil 584 empleos formales que se perdieron durante la pandemia por Covid-19, ya se han recuperado 538 mil 13 empleos, es decir se recuperaron 48 por ciento de los empleos perdidos.

Añadió que este 2021 habrá un crecimiento económico y a finales de 2021 el país estará económicamente en los niveles de antes de la pandemia, como también lo ha explicado Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público.

“El pronóstico de crecimiento de este año ha ido subiendo, hasta los más precavidos aceptan que será del 5 por ciento, en mi opinión, a mediados de este año la economía habrá recuperado los niveles previos a la pandemia.”

Presidente de México

Agradeció el apoyo de las personas migrantes que, en 2020, enviaron a sus familiares 40 mil 600 millones de dólares “una cifra récord”; también estimó que van aumentar las remesas 13 por ciento este trimestre. Los sectores más afectados como el turismo, el comercio, los restaurantes y otros servicios “volverán a florecer”, dijo.

Reconoce alza de feminicidios y extorsión

En cuanto a la seguridad, el Presidente reconoció que, de los 11 delitos considerados de mayor impacto, 2 han presentado aumentos. Se trata de los feminicidios, que han aumentado en 8.5 por ciento, y la extorsión, que creció en 21 por ciento.

Señaló que el robo de combustible “huachicol” se redujo en 95 por ciento, los homicidios en 1.6 por ciento, el robo de vehículos en 40 por ciento, el secuestro en 38 por ciento, en cuestión de delitos del fuero común. El mandatario dijo que todo el esfuerzo se ha llevado a cabo sin violaciones a los derechos humanos, sin el involucramiento de las fuerzas armadas en masacres, sin cometer tortura y sin perpetrar desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales.

Destaca baja en hospitalizaciones por Covid-19

Pese al daño causado por la pandemia de Covid-19,el Presidente dijo en su Informe de Gobierno que “poco a poco” se está construyendo una nueva normalidad y recalcó que han bajado los contagios de coronavirus, así como las hospitalizaciones y muertes.

Informó que México cuenta con más de 12 millones de dosis de vacunas contra el Covid-19 y se han aplicado más de 7.4 millones hasta este 30 de marzo de 2021. Además, se comprometió a vacunar a todos los adultos mayores en el mes de abril, para reducir la mortalidad en 80 por ciento.

Como en otras ocasiones, dijo que, al concluir la vacunación de personas adultas mayores, se continuará con la vacunación de maestros del sector público y privado para reiniciar clases presenciales antes de terminar el ciclo escolar.

“Tenemos contratos para recibir vacunas suficientes y proteger pronto, muy pronto a toda la población. Además, 2 vacunas se están envasando en México CanSino y AstraZeneca.”

Acusaciones contra militares carecen de lógica

Durante su informe, el presidente dijo que las fuerzas armadas ayudan en la construcción de obras de infraestructura para el desarrollo del país. Y aseguró que las acusaciones contra los militares carecen de “toda lógica”.

Aseguró que no podría enfrentar la inseguridad del país sólo con la extinta Policía Federal “que estaba podrida casi por entero” y recordó que Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública, se encuentra en prisión en Estados Unidos vinculado a proceso por narcotráfico.

Por ello, López Obrador señaló que los militares tienen lealtad a las instituciones civiles y que su participación en diversas labores en México es para dejar atrás la desconfianza contra ellos, que se generó en gobiernos anteriores.

“Las acusaciones de que estamos militarizando al país carecen de toda lógica, en su mayoría de la más elemental buena fe. No se ha ordenado a la Fuerzas Armadas que hagan la guerra a nadie. No se les ha pedido que vigilen u opriman a la sociedad, que violen las leyes, que coarten las libertades y mucho menos que se involucren en acciones represivas o violatorias de los derechos humanos.”

Presidente de México

Fotografía: Graciela López/ Cuartoscuro