El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no es un “pelele” de sus adversarios, tras recibir críticas por no mojarse cuando visitó Tabasco y la entidad estaba afectada por las inundaciones el año pasado.

Este 31 de marzo, el Presidente, durante su visita a Tabasco para presentar avances de los apoyos a las personas afectadas por las inundaciones, dijo que sus adversarios querían una foto de él mojándose cuando la entidad estaba inundada, pero no lo hizo porque no le gustan los espectáculos.

“Yo no soy un pelele, pero entonces lo que querían (sus adversarios) era que yo viniera a Tabasco y que me metiera al agua y que me mojara, querían esa foto. Pues no me gusta eso, eso es faramalla, es espectacularidad.”

Presidente de México

Es criticado por inundaciones en Tabasco de 2020

En noviembre de 2020, el huracán “Eta” provocó fuertes lluvias e inundaciones en el estado de Tabasco. Las inundaciones dejaron más de 20 muertos y a más de 180 mil personas damnificadas de distintos municipios de la entidad. En ese entonces, el Presidentevisitó la entidad, pero evitó entra a las zonas inundadas.

El mandatariofue criticado por no entrar a las zonas donde vivían las personas damnificadas, también por su decisión de inundar zonas de pobladores indígenas. En ese entonces, respondió que fue una decisión para que no se rompiera una presa, en su mañanera del 16 de noviembre de 2020.

Destaca avances por inundaciones en Tabasco

Este miércoles, el Presidenteaseguró que está en marcha el plan de reconstrucción de carreteras y puentes que quedaron afectados por las inundaciones, para ello, se hubo una inversión de 2 mil millones de pesos.

También señaló que hay avances en el programa de vivienda y desarrollo urbano, así como en la modernización del malecón de la ciudad de Villahermosa. Y recordó que las familias damnificadas se les entrego un apoyo de 10 mil pesos y se les están entregando aparatos electrodomésticos.

Fotografía: Presidencia