Tras confesar que nunca fue “levantado” y que andaba en una actividad personal, el hombre que denunció su “levantón” y movilizó a la policía, quedó detenido por falsedad de declaración ante una autoridad. Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones realizaron la detención de Ramiro “N”, de 38 años de edad, luego de las indagatorias por los hechos.

Ramiro “N” fue reportado desaparecido, activándose rastreo policial y al localizarlo mencionó información distinta a la proporcionada inicialmente. El arresto de la persona se realizó este miércoles, aproximadamente a las 16:30 horas, en el exterior de un domicilio ubicado en la calle Puerto Vallarta, en la Colonia Valle de las Brisas, al sur de Monterrey. Las autoridades además aseguraron el vehículo del presunto, un Honda CRV, color guinda, con placas de circulación del estado de Nuevo León.

El miércoles fue activado un reporte de búsqueda por conducto del Grupo de Búsqueda Inmediata (GEBI) de la Agencia Estatal de Investigaciones, a raíz de una denuncia en donde se menciona la desaparición de Ramiro “N”, el cual la noche anterior (martes) salió de su domicilio a bordo de su vehículo Honda CRV.

Mediante mensajes, Ramiro “N” comunicó que estaba siendo seguido por dos camionetas. Al continuar con el seguimiento indagatorio a la denuncia y el despliegue operativo de rastreo en perímetros específicos para localizar a la persona ausente, se logró la ubicación del mismo, y al ser entrevistado en su domicilio les manifestó a los agentes haber sido levantado por un grupo de personas armadas.

Los oficiales de la ministerial detectaron inconsistencias en lo dicho por el supuesto afectado, quien posteriormente informó que no era verdad lo declarado, ya que los hechos no habían ocurrido como dijo en su declaración, sino que su ausencia se debió a una actividad personal, por lo que los agentes le hicieron de conocimiento que sería detenido por Falsedad de Declaraciones ante autoridad.

Los oficiales de la policía, tras informarle sus derechos constitucionales, procedieron a su traslado ante la autoridad correspondiente.

Ramiro “N” fue trasladado a las celdas de la Delegación Sur de Monterrey, donde quedó a disposición de un Agente del Ministerio Público Investigador especializado en delitos culposos en general.