El gobierno de Nueva Zelanda aumentó el salario mínimo y subió los impuestos a las personas ricas, con el objetivo de luchar contra la desigualdad e impulsar la economía tras el impacto que sufrió por la pandemia de Covid-19.

Las medidas entraron en vigor este jueves 1 de abril y fueron impulsadas por la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern. El salario mínimo se elevó de 13.19 dólares estadounidenses (267 pesos mexicanos) a 13.96 dólares (283 pesos mexicanos) a la hora, la ministra aseguró que se trata de una promesa electoral y beneficiará a 175 mil personas.

Nueva Zelanda sube impuestos a personas ricas

Asimismo, entró en vigor el aumento el impuesto máximo hasta el 39 por ciento a los ingresos de las personas que ganen más de 180 mil dólares neozelandeses (125 mil 654 dólares estadounidenses), cuando antes el tope era del 33 por ciento. La medida afectará a 2 por ciento de los contribuyentes, de acuerdo con EFE.

La ministra de Nueva Zelanda señaló el lunes 29 de marzo, tras la reunión del gabinete, que la serie de medidas que entraron en vigor este jueves “representan “mejoras reales y largamente esperadas en el apoyo que prestamos a nuestros (pobladores) más vulnerables”.

Sin embargo, los negocios y sindicados han criticado la medida del aumento de salario mínimo, porque señalan que aún no se han recuperado por los daños económicos que les dejó el confinamiento en Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda apoya a 60 mil personas desempleadas

Según datos del Ministerio de Desarrollo Social de Nueva Zelanda, las empresas del país han contratado más personal desde principios de año, aunque todavía hay más de 200 mil personas que reciben las ayudas de desempleo, casi 60 mil más que a mediados de marzo, cuando comenzó la pandemia.

Nueva Zelanda, que cerró sus fronteras para frenar la pandemia y ordenó uno de los confinamientos más estrictos del mundo en marzo cuando solo tenía 50 casos, acumula con 2 mil 141 casos confirmad0s y 26 muertos por coronavirus.

Con información de EFE

Fotografía: Internet