Con la llegada de la pandemia provocada por el Covid-19 varias farmacéuticas han creado sus vacunas con la finalidad de ponerle un alto a la gran cantidad de contagios que se viven día con día a nivel mundial. Tal es el caso de AstraZeneca.

Un grupo de expertos ha revelado posibles causas y tratamientos para embolias o trombos, también conocidos como coágulos sanguíneos, los cuales han sido relacionados con la aplicación de la vacuna de AstraZeneca para el Covid-19.

Andreas Greinacher, investigador que dirige del estudio y que además es especialista en coagulación, estudió junto con el equipo de la Universidad Alemana de Griefswald, los casos que fueron detectados con personas que sufrieron este problema en las campañas de vacunación donde se utilizó la vacuna de AstraZeneca.

El equipo informó por medio de la revista Research Square que estos casos donde se presenta coágulos fueron nombrados como: Síndrome de trombocitopenia inmunitaria protrombótica inducida por la vacuna (VIPIT, por sus siglas en inglés).

Estos coágulos serían originados por una mezcla inusual de síntomas:

  • Recuento bajo de plaquetas
  • Coágulos sanguíneos generalizados
  • Sangrado

Descubrimiento de las causas del VIPIT

Sabine Eichinger, hematóloga de la Universidad Médica de Viena, fue quien descubrió el síndrome del VIPIT luego de atender a una enfermera de 49 años que presentaba náuseas, malestar estomacal, plaquetas bajas y un cuadro de coágulo sanguíneo que desarrolló en las venas de la zona abdominal.

La paciente murió un día después de haber sido ingresada al hospital, por lo que Eichinger se encargó de estudiar el caso; pues es bastante inusual que las plaquetas en niveles bajos generen coagulación.

Andreas Greinacher y su equipo de investigación expresaron que la generación de este conjunto de síntomas se asemeja a un efecto secundario poco común de la heparina, un anticoagulante llamado trombocitopenia inducida por heparina (HIT)

“La vacuna AZD1222 (la dosis de AstraZeneca y la Universidad de Oxford) se asocia con el desarrollo de un trastorno protrombótico que se asemeja clínicamente a la trombocitopenia inducida por heparina, pero que muestra un perfil serológico diferente.”

Tratamiento para el síndrome de VIPIT

Lo ideal es que este tipo de cuadros se identifique lo más pronto posible, para luego poder tener un tratamiento con inmunoglobulinas endovenosas.

Las inmunoglobulinas son componentes de sangre humana provenientes de donantes sanos, los cuales son administrados por vía intravenosa con el objetivo de tratar enfermedades infecciosas o inflamatorias en pacientes autoinmunes, que son aquellos que presentan casos en que las defensas atacan a los componentes de su mismo cuerpo.

Los especialistas indican que es importante estar al pendiente de no tener dolores de cabeza o tener síntomas neurológicos después de haber sido vacunados. En caso de presentar cualquiera de estos cuadros es importante tratarlos inmediatamente.

Fotografía: archivo