La Conferencia del Episcopado Mexicano manifestó su preocupación por la iniciativa de modificar los contenidos en los libros de texto del nivel básico que ha impulsado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, misma que dijo “no tiene fundamento científico, jurídico e institucional”.

La iniciativa del Presidente, dijo el episcopado mexicano, toca aspectos sensibles para todos los mexicanos y reprobó que estos cambios estén previstos en un tiempo breve.

El Presidente expresó su intención de modificar los contenidos en los libros de texto al considerar que los “teóricos de los oligarcas” los cambiaron en su momento para que se olvide la historia.

Las leyes e instituciones no responden a la voluntad de un solo hombre

El episcopado mexicano indicó que México, como país plural y democrático, establece leyes e instituciones que no responden a la voluntad de un solo hombre, ni imponen una corriente de pensamiento o posición política.

“Toca a la autoridad, en el ejercicio de su gobierno para todos los ciudadanos, promover los consensos y equilibrios que posibiliten el cumplimiento de lo pactado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.”

Episcopado mexicano

El episcopado mexicano consideró que la actual situación educativa de México, requiere de una respuesta “integral, articulada, generosa y consensuada” frente a los efectos de esta pandemia por Covid-19.

También sostuvo que es urgente implementar “verdaderas políticas públicas” para responder a “una catástrofe educativa” a causa del Covid-19.

“Además de pretender regresar a la normalidad escolar, debemos buscar formas nuevas para vincularnos, no sólo unilateralmente a través de la radio y la televisión, sino con verdadera interacción educativa virtual, presencial e híbrida, en lo que sea posible.”

Episcopado mexicano

El episcopado mexicano, asimismo, urgió en respetar el derecho a la educación infantil por encima de cualquier interés y conveniencia de los adultos.

“Urge la corresponsabilidad educativa de todos, la conformación de protocolos sólidos y detallados que reconozcan las distintas realidades culturales y sociales de cada comunidad escolar y promuevan la participación y autorregulación, dando prioridad al derecho primordial de los niños de ser educados, más allá de cualquier otro interés y conveniencia de los adultos.”

Episcopado mexicano

Lo más importante, enfatizó el episcopado mexicano, es la libertad de conciencia y la libertad de educación, donde está incluida la religiosa, “pues sólo en el ejercicio pleno de nuestros derechos humanos universales e inalienables se confirma la realidad del Estado Laico”.

Finalmente, reiteró su disposición para el diálogo y la búsqueda de soluciones para lograr un desarrollo humano, integral, solidario y sustentable con todos los grupos sociales.

Fotografía: archivo/ Notimex