Hace algunos meses la aplicación de mensajería más famosa alrededor del mundo, WhatsApp, anunció algunos cambios en sus políticas de privacidad. Esto alarmó a muchos usuarios, quienes comenzaron a temer que su privacidad fuera a ser compartida.

Por si esto fuera poco, recientemente salió a la luz un punto más, en contra de WhatsApp. La firma de seguridad “Traced” ha advertido que WhatsApp posee una grave falla en su seguridad, lo que puede facilitar el acoso hacia otros usuarios. Además, es imposible de reparar.

“A los acosadores cibernéticos normalmente les gusta recopilar tanta información sobre su objetivo como sea posible. Quieren saber dónde se encuentran en un momento dado; con quién se están reuniendo; con quién están hablando; lo que dicen sus textos; a quién están enviando correos electrónicos; lo que buscan en línea. El conocimiento es poder, y tener este nivel de poder sobre alguien es intoxicante, peligroso y profundamente poco ético.”

Traced.

De acuerdo con los expertos de “Traced”, cuando alguien se conecta a la WhatsApp, su estado de conexión aparece como “En línea”, lo que puede ayudar a los acosadores cibernéticos.

¿Por qué el estado de conexión es un problema?

Cuando los usuarios aparecen “En línea”, esa información se vuelve pública. De esta manera, cualquier persona podría utilizarla para crear servicios que se dediquen a vigilar este indicador de estado.

De acuerdo con “Traced”, existe una gran cantidad de servicios que utilizan a su favor esta vulnerabilidad de los usuarios para poder vigilarlos. Este tipo de servicios va dirigido a personas que tengan la sospecha de que su pareja les es infiel, o a quienes quieran estar al tanto de todo lo que hacen sus hijos.

Este tipo de servicios permiten realizar un seguimiento del estado de conexión (En línea) del usuario de WhatsApp en cuestión. Así como determinar con quien intercambia mensajes de texto y a qué hora.

Es importante mencionar también que estos softwares de vigilancia no entran estrictamente en la definición de “Stalkerware”. Sin embargo, pueden llegar a ser igual de invasivos y dañinos.

¿Existe alguna solución?

Aunque algunos usuarios de WhatsApp puedan suponer que se puede ocultar su estado de conexión, en la configuración que ofrece WhatsApp de “Visto por última vez”, la realidad es que el estado “En línea” no se puede cambiar ni quitar.

“No hay ninguna configuración dentro de WhatsApp que pueda evitar este tipo de monitoreo, no hay forma de saber si alguien lo está usando para mirar cuando te conectas, y no hay software que pueda detectarlo.”

Traced.

Ante esta situación, la firma de seguridad solo ofrece dos alternativas a los usuarios:

Cambiar su número de teléfono.

Dejar de usar WhatsApp.

Fotografía: Pixabay