Una vacuna contra el Covid-19 desarrollada por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo ya es probada en ratones, sin embargo, requiere cerca de 60 millones de dólares más de mil 195 millones de pesos– de financiamiento del gobierno de México para alcanzar la fase clínica.

El desarrollo de la vacuna inició a finales de 2020 y según el rector de la UMSNH, Raúl Cárdenas Navarro, el miércoles 14 de abril se reunieron con el coordinador de Asesores de la Presidencia de la República, Lázaro Cárdenas Batel, para abordar el tema sobre el financiamiento que involucraría al sector salud público y a las industrias farmacéuticas.

Vacuna contra Covid-19 de Michoacán estimula interferones

La vacuna contra el Covid-19 que desarrolla la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo aún no tiene nombre, sin embargo, el investigador Alejandro Bravo Patiño de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, detalló cómo es su diseño.

Se trata de una vacuna desarrollada a partir de una recombinante de tipo mosaico, el cual tiene la característica de adaptarse a mutaciones o variantes del coronavirus. Se le denomina mosaico porque se elabora de fragmentos de diferentes partes del virus que se introduce al sistema inmunológico para que genere anticuerpos.

En entrevista con el diario Reforma, Alejandro Bravo Patiño añadió que la característica particular de la vacuna que está siendo desarrollada, es que no sólo genera anticuerpos sino la producción de interferones que potencializan el efecto protector para eliminar células donde se replica el Covid-19.

Los interferones son proteínas que secreta el sistema inmunológico frente a la presencia de patógenos sean virus, bacterias, parásitos o células cancerígenas. El estímulo a los interferones permitiría detener una infección progresiva al eliminar la replicación de células infectadas.

La siguiente fase del estudio, la clínica, requiere el aval de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios para la selección de la planta, la fabricación de lotes, así como la revisión y certificación del prototipo de la vacuna que se aplicará a los humanos.

Fotografía: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro