En Sierra Leona fue redescubierta una especie de café que no se veía en la naturaleza desde hace décadas: la coffea stenophylla, mejor conocida como ‘café de las tierras altas de Sierra Leona’, que según expertos puede ayudar a asegurar el futuro de la bebida aromática que se encuentra en peligro por el cambio climático.

¿Por qué? De acuerdo con estudio publicado en Nature Plants, esta especie de café demostró ser más resistente a temperaturas más altas que la variedad arábiga, que representa el 56 por ciento de la producción mundial, y que el robusta, que aporta el 43 por ciento.

Los científicos destacan que otra ventaja de la coffea stenophylla es que demostró tener un sabor superior, similar a la especie arábiga.

Café stenophylla crecer a una temperatura media anual de 24.9 grados Celsius

De acuerdo con el estudio, el stenophylla se cultivaba en zonas de África occidental y se exportaba a Europa hasta principios del siglo XX, pero fue abandonado como cultivo tras la introducción del robusta.

El sabor del café arábiga se considera superior y sus precios son más altos que los del robusta, que se usa principalmente para café instantáneo y mezclas. Pero la especie arábiga tiene una resistencia limitada al cambio climático y la investigación muestra que su producción global podría caer al menos en un 50 por ciento para mediados de siglo.

Ante ello, destacan los autores de la investigación, la coffea stenophylla tiene la gran ventaja de crecer a una temperatura media anual de 24.9 grados Celsius, 1,9°C más que el café robusta y hasta 6,8°C más que el arábiga.

Café stenophylla garantizaría el futuro del café

El botánico Aaron Davis, líder del estudio consideró que el redescubrimiento del Stenophylla puede ayudar a “preparar para el futuro” a la industria del café, que respalda la economía de varios países tropicales y da medios de vida a más de 100 millones de caficultores.

“La idea es que Stenophylla podría usarse, con una domesticación mínima, como un café de alto valor para los agricultores en climas más cálidos.”

Aaron Davis, líder del estudio

Si bien se conocen 124 especies de café, las variedades arábiga y robusta comprenden el 99 por ciento del consumo. en ese sentido, Davis, jefe de investigación del café en el Real Jardín Botánico de Kew de Gran Bretaña, señaló:

“A largo plazo, (el café) Stenophylla nos proporciona un recurso importante para el cultivo de una nueva generación de plantas de cultivo de café resistentes al clima, dado que posee un gran sabor y tolerancia al calor. Si los informes históricos de resistencia a la roya (…) y tolerancia a la sequía resultan correctos, esto representaría otros activos útiles para el mejoramiento de plantas de café.”

Aaron Davis, líder del estudio

Con información de Reuters

Fotografía: Pixabay