Un vendedor de empanadas fue ejecutado a balazos por dos delincuentes que viajaban en un auto, uno de ellos descendió del auto para rematarlo, al norte de la ciudad. La ejecución ocurrió este martes a las 18:30 horas en el cruce de las calles avenida de los Profesionistas y Sexta de los Profesionistas, en la Colonia Fomerrey 35, o también conocida como Tierra Propia.

Socorristas de la Cruz Roja llegaron al sitio en donde reportaban a una persona herida por arma de fuego, al revisarlo se percataron que ya no contaba con signos vitales. El occiso, de unos 40 a 45 años de edad, no fue identificado por las autoridades pese a que al sitio llegaron sus familiares para saber lo que ocurrió. La fuente dijo que el ejecutado presentaba dos heridas por arma de fuego en el cráneo, dos más en la espalda y una en la región maxilar del lado derecho.

El comerciante, de acuerdo con las primeras investigaciones, iba por la calle De Los Periodistas en su triciclo y llevaba consigo el producto de la venta. A la altura de la calle Sexta de los Profesionistas fue alcanzado por dos delincuentes, quienes iban a bordo de un vehículo color blanco.

El copiloto sacó su pistola escuadra y al tener en la mira a su rival le disparó en por lo menos tres ocasiones. Al ver que estaba tirado en la vía pública, el criminal bajó del auto y accionó el arma en otras cuatro veces. Los asesinos se dieron a la fuga a toda velocidad del sitio, sin que se supiera del paradero hasta el momento las autoridades investigadoras.

Agentes de la Policía Ministerial del grupo de homicidios llegó al lugar de la ejecución, en donde inició con las indagatorias del caso entrevistando a vecinos del sector sobre lo ocurrido. Los efectivos ministeriales se entrevistaron con familiares de la víctima y amigos, quienes aportaban datos sobre las actividades del ahora occiso.

Elementos del departamento de Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia, llegaron a la escena del crimen y revisaron al fallecido, así como el triciclo donde vendía las empanadas.

Los peritos recogieron entre otras evidencias, más de seis casquillos de arma corta, los cuales serán cotejados en su banco de datos y saber si el arma fue utilizada en otro hecho delictivo.

Una de las líneas de investigación a seguir por parte de los agentes de la Policía Ministerial, sería la venta de estupefacientes en el sector norte de la ciudad.