Para el regreso a clases, la Secretaría de Educación está realizando la revisión de las escuelas en tres etapas así lo informó este miércoles María de los Ángeles Errisúriz Alarcón. Al comparecer ante el Congreso del Estado, la titular de la dependencia dijo que dentro del estudio que están llevando a cabo, también están contempla garantizar los servicios básicos: un Comité de Seguridad y Salud, el uso de espacios abiertos, la prohibición de ceremonias y la suspensión de asistencia cuando existan contagios.

Dentro de los trabajos que se vienen realizando, la Secretaria de Educación dijo que en primera instancia se está levantando toda la información para ver en qué condiciones se encuentran las instalaciones y sobre todo que haya limpieza e higiene.

La funcionaria estatal explicó que para tal efecto la inspección corre por parte del comité de salud y seguridad en las escuelas. Una vez realizado esto, se hará un segundo levantamiento consistente en revisar que las escuelas cuenten con los servicios básicos, los trabajos. Detalló que esta revisión buscan terminarla en esta semana para que ya en la próxima se llegue a una tercera etapa de diagnóstico.

“Estaremos avanzando en este segundo levantamiento para conocer puntualmente cuál es la situación de cada una de nuestras instituciones educativas. Otras que nos han comentado de necesidades de algunos vidrios, necesidades de algunas puertas, pero si deseamos tener la certeza de que nuestras escuelas el 100 por ciento cuenten hasta mínimo con los servicios básicos que también hasta el día de hoy están siendo revisados, sobre todo, el servicio del agua”.

“Estamos ya en todo este ejercicio, pretendemos terminarlo para la próxima semana y así hacer la conciliación con otro que tenemos para estar teniendo la programación muy precisa que nos llevará a la tercera etapa del ejercicio.”

Sin embargo, aclaró que no hay una fecha definitiva para cuando terminen los trabajos y por consecuencia, no está aún claro el día en que regresaran a las clases presenciales. Errisúriz Alarcón informó a los legisladores que a consecuencia de la pandemia 17 mil 400 alumnos emigraron de escuelas particulares a instituciones públicas. Mencionó que, aunque la vacunación de maestros iniciaría el 27 de abril, todavía el regreso no está definido.

Rechazan regreso a clases Asociación de Padres

Con la posibilidad de regresar al salón de clases una vez concretada la vacunación de los maestros en Nuevo León, la Asociación de Padres de Familia en Nuevo León asegura que el Estado aún no se encuentra en condiciones de que los alumnos vuelvan a las clases presenciales a menos de que toda la población mayor de 18 años esté vacunada.

La presidenta de la asociación, Adriana Dávila, dijo que, aunque se encuentre en proceso la estrategia de vacunación, esta no ha sido agilizada y además no garantiza que con el avance que lleva en el Estado ya no corran riesgo los menores de edad al acudir al salón de clases.

Fue así como recordó que a lo largo de la pandemia más de seis mil menores de 18 años de edad se han contagiado de Covid-19 en Nuevo León, de los cuales 45 han perdido la vida.

“Qué bueno que ya se vacunaron a las personas mayores de 60 años, qué bueno que se vacunó a una parte del personal médico, de los cuales lamentamos que no se haya cubierto la totalidad. Qué bueno, por otro lado, que se van a vacunar a los maestros, pero no es suficiente. Necesitamos tener la garantía de que todos los adultos mayores de 18 años estemos vacunados sin importar el oficio, la profesión o a lo que se llegue a dedicar cada uno.”

“No podemos ni debemos regresar a clases si no hay garantías de que se cubra al menos el derecho que todos tenemos que es la vida, y no hay garantías para que con estas condiciones ese derecho a la vida sea protegido. Desde luego sabemos que también está el derecho a la salud y a la educación, pero ante todo está el interés superior de que al menor hay que protegerlo y proteger a toda la familia.”

Señaló que el Gobierno federal tiene la obligación de acelerar el proceso y estrategia de vacunación que, señala, hasta este momento va muy lenta. Mientras tanto, externó un llamado a los padres de familia y tutores de los alumnos a que se procure por la salud tanto física y mental de los niños.

“Sabemos que existe mucha desesperación y problemas de desequilibrio emocional que puedan traer problemas de salud mental, pero no podemos arriesgar a ningún niño ni a ningún joven a que salga a la calle y vuelva a clases presenciales en esta condición.”

“Recordemos que si por alguna cuestión se llega o se quiere volver a clases presenciales a finales de abril o inicios de mayo, Nuevo León en esa fecha tendremos temperaturas alrededor de 35 grados centígrados y ningún niño, ningún joven, aguantará traer puesta su careta o cubrebocas toda la jornada educativa.”