El candidato panista a la gubernatura del Estado, Fernando Larrazabal Bretón, anunció este domingo que de resultar electo construirá el parque lineal Río La Silla. Con dicha obra se brindaría un espacio donde las familias puedan convivir en armonía con la naturaleza, al tiempo que realizan caminata o ciclismo, en una extensión de 10 kilómetros.

“Queremos consolidar a lo largo del cauce del río La Silla, el único afluente vivo del área metropolitana de Monterrey, un Gran Parque Lineal, donde se pueda asistir en familia para caminar, para convivir o que el que desee, pueda practicar un Deporte.”

Dijo que, en una primera etapa, el compromiso será el de habilitar 10 kilómetros a lo largo del río la Silla en el tramo de avenida Chapultepec a la avenida México, y constará de vita pista, aparatos de ejercicio al aire libre, módulos de juegos infantiles, iluminación total, seguridad y áreas para picnic.

Larrazabal Bretón, agregó que también junto con el compromiso de construir el parque río La Silla, se invertirán recursos para rehabilitar los parques que se construyeron en Guadalupe, hace más de 20 años, como el Tolteca y Pipo, para que las familias de Guadalupe los puedan disfrutar.

“También estamos haciendo el compromiso de los parques que tiene Guadalupe, que hace más de 25 años se llevaron a cabo, el parque Pipo y los demás parques públicos que tiene. La intención de esos parques es meterle recursos para modernizarlos, para que sean lugares donde verdaderamente acudan las familias de Guadalupe o de otros municipios a pasar una bonita tarde, un buen fin de semana.”

El candidato del PAN a la gubernatura, estuvo acompañado por el candidato a la alcaldía de Guadalupe, Alfonso Robledo, así como los candidatos a diputados locales por el mismo municipio, Chuy Gómez por el distrito 12; Félix Rocha por el distrito 14; Itzel Castillo por el distrito 15; así como los candidatos a diputados federales Alicia Lizárraga, por el distrito 8, y Pedro Garza, por el distrito 11, quienes se comprometieron a hacer las gestiones necesarias para atraer los recursos destinados a la obra.

“El Río la Silla es un afluente natural que ayuda a conducir el agua pluvial hacia el Oriente, un río vivo con una vegetación extraordinaria y con solo mirar los grandes árboles que están ahí, brindan una sensación de tranquilidad y se respira un aire fresco en medio de nuestra gran ciudad”, concluyó Larrazabal.