Una banda de huachicoleros dejó abandonada una pipa cargada con más de 35 mil litros de gasolina, que estaban robado de los ductos de Pemex en el municipio de Escobedo. Los delincuentes corrieron al ver la llegada de unidades de la policía preventiva, dejando incluso derramándose miles de litros de combustible. Hubo un fuerte despliegue policiaco en la zona, pero desafortunadamente, no fue posible ubicar a los responsables.

Los hechos se registraron, 05:50 horas de este martes, en las calles Venecia y Roma Colonia Valles de San Francisco, una zona poblada, lo cual, ayudó a los ladrones, a escapar para introducirse algún domicilio.

Los uniformados dijeron que estaban realizando un recorrido de rutina en la zona, cuando visualizaron una pipa atrás de la empresa Alcalá cerca del Libramiento Noroeste, en el mencionado sector. Como no es sitio para esta clase de vehículos, se acercaron para inspeccionarlo.

Se trata de un tracto camión placas 59AN2l, placas del tanque 61UG7T, en color rojo con un cilindro gris. Explicaron que este al parecer estaba abandonado y aún estaba conectado a una toma clandestina. El pesado vehículo estaba tirando una gran cantidad de gasolina.

Los uniformados se acercaron y afortunadamente, lograron cerrar a la válvula para evitar que continuara el derrame de combustible.

En el sitio se hizo presente personal de seguridad Pemex, quienes procedieron a clausurar la toma clandestina.