El presidente Andrés Manuel López Obrador impugnó en contra de una de las suspensiones provisionales que otorgó el juez Fierro contra el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PANAUT). Este padrón obliga a los usuarios de telefonía celular a facilitar su información personal a las compañías que prestan este servicio. Se incluyen datos biométricos como huellas dactilares y de reconocimiento facial e iris. La intención es ofrecer más herramientas a autoridades para combatir delitos.

Según registros judiciales, la Consejería Jurídica de Presidencia de la República promovió un recurso de queja contra la decisión del juez especializado en telecomunicaciones. El juez Juan Pablo Gómez Fierro, fue quien concedió la primera suspensión provisional contra el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móviles. Un tribunal deberá determinar si confirma, revoca o modifica la protección de la justicia federal a un usuario para evitar que le cancelen su línea por no registrarla ni aportar datos biométricos.

El recurso de queja se interpuso contra la suspensión concedida a Gustavo Alejandro Uruchurtu Chavarín. Ahora, corresponderá a un tribunal colegiado en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones resolver el recurso en las próximas horas.

El juez Gómez Fierro otorgó otras 28 suspensiones provisionales contra el padrón, con lo que suman hasta el momento 58 medidas cautelares a favor de particulares y asociaciones.

¿Por qué se concedieron suspensiones?

Juan Pablo Gómez Fierro, titular del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, fue quien concedió las suspensiones bajo el criterio de que:

“La medida afectaría derechos del usuario y no necesariamente contribuirá a reducir delitos.”

Juan Pablo Gómez Fierro

La finalidad del PANAUT es crear una base de datos con información de las personas que sean titulares de una línea telefónica móvil, para el intercambio de información con las autoridades competentes. De esta forma, obtener un control en materia de seguridad y justicia, en casos relacionados con posibles ilícitos.

Sin embargo, el juez Gómez Fierro consideró que la entrega de datos personales y biométricos para registrar una línea de telefonía móvil podría no ser idónea ni proporcional. Esto ya que no se advierte una relación directa o causal entre la existencia de ese padrón y una mejor investigación y persecución de los delitos.