Fabricantes de todo el mundo reportan problemas por la escasez mundial de chips, lo que ocasiona retrasos en la producción y entrega de productos. La escasez mundial de chips también podría ocasionar el alza en los precios finales de los productos.

¿Por qué hay escasez mundial de chips?

Entre los factores principales de esta crisis está la pandemia por Covid-19, que causó estragos en la economía mundial en 2020. El retroceso en la economía afectó a las cadenas de suministro y cambió los hábitos de consumo de las personas, donde algunos sectores como el automotriz resultaron dañados por la disminución de sus ventas. En tanto que las empresas tecnológicas reportaron alzas en las ventas de sus productos por las medidas de confinamiento de la pandemia, por lo que acapararon los chips disponibles.

En la escasez de chips, también influyeron las sanciones del gobierno de Estados Unidos a las empresas tecnológicas chinas —donde se encuentran los mayores productores de chips— y la tensión entre ambos países. Sin embargo, en este año, la escasez mundial de chips ya abarca a toda la industria, desde la automotriz hasta la electrónica de consumo.

La mayor parte de la producción de chips se concentra en unos cuantos proveedores, principalmente de China, por lo que los analistas advierten que es probable que la crisis dure todo el 2021.

Posible aumento en precios de productos

La escasez mundial de chips podría conducir a un aumento de los precios de los productos, de acuerdo con analistas de Goldman Sachs. Debido a la oferta limitada de productos, los analistas estiman un aumento en los precios de 1 a 3 por ciento en las categorías afectadas.

“Aunque la demanda de productos electrónicos de consumo y de automóviles tiende a ser bastante sensible a los precios y es probable que se modere con aumentos de precios, aunque sean modestos”, señalaron los analistas.

Ante la escasez de chips, en Estados Unidos ha disminuido la oferta de vehículos, lo que se está viendo reflejado en el alza de los precios, ya que los concesionarios solo disponen de una parte de las existencias habituales.

El precio promedio de los automóviles nuevos en ese país alcanzó más de 748 mil pesos durante el primer trimestre del 2021.

Lo anterior, representa un aumento del 8.4 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, según JD Power.

Fotografía: Pixabay