Este 1 de mayo, Venezuela aprobó un aumento de casi el 300% al salario mínimo; es decir, cada trabajador deberá ganar 7 millones de bolívares (50 pesos mexicanos) por cada jornada. Sin embargo, esta cantidad no es suficiente para comprar 1 kilo de carne en el país, toda vez que se encuentra en una histórica inflación.

Aumento del salario mínimo en Venezuela no es suficiente para cubrir necesidades básicas

En el marco del Día Internacional del Trabajador, el gobierno de Venezuela aumentó un 300% al salario mínimo. Asimismo, el ministro de Trabajo de Venezuela, Eduardo Piñate, aseguró que todos los trabajadores también recibirán un bono alimenticio.

En total, el nuevo salario mínimo de Venezuela es de 10 millones de bolívares; lo equivalente a 71 pesos mexicanos. Sin embargo, este seguiría siendo insuficiente para cubrir necesidades básicas.

Actualmente, un kilo de carne en Venezuela cuesta más de 10 millones de bolívares (75 pesos mexicanos).

Ante la histórica crisis económica de Venezuela, el economista César Aristimuño considera que el aumento del salario mínimo llegará con un alza en los precios.

“Si bien es cierto que genera un pequeño aliciente para muchos venezolanos, al final lo que vamos a ver es una mayor alza de precios, lamentablemente.”

César Aristimuño

Aseguró que la única salida para mejorar la situación de Venezuela, es “generar una política industrial, social y económica de crecimiento”.

Venezuela vive la mayor crisis económica de la historia moderna. Con una economía manejada en dólares, el país liderado por Nicolás Maduro atraviesa su cuarto año de hiperinflación y el octavo en recesión.

Con información de AFP