El Presidente de la República pidió perdón por los agravios en contra del pueblo Maya durante la Guerra de Castas en el siglo XIX en Yucatán. Durante el evento de petición de perdón por agravios al pueblo Maya, este 3 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció las atrocidades realizadas en su contra.

“Ofrecemos las más sinceras disculpas al pueblo maya por los terribles abusos que cometieron particulares y autoridades nacionales y extranjeras durante los 3 siglos de dominación colonial y en 2 siglos del México independiente.”

El presidente López Obrador dijo que la petición de perdón representa la nueva voluntad de su gobierno de hacer justicia y que no va a olvidar a los pobladores del “México profundo”. También repitió que el gobierno que representa se resume con la frase: “por el bien de todos, primero los pobres” y reiteró su compromiso de escuchar, atender y respetar a todos.

La Guerra de Castas fue una segunda conquista

El Presidente aseguró que la Guerra de Castas fue una segunda conquista “no menos brutal” que la de 1521, donde bárbaros despojaron a los dueños originarios de las tierras.

“En 1849, tras el inicio de la rebelión de los mayas de Yucatán, buena parte de la opinión pública era favorable para acabar con la población indígena”.

Refirió que en los medios de comunicación se pedía la conformación de cuerpos del ejército dedicados exclusivamente al exterminio de los pueblos indígenas a través de la aculturación y asimilación.

En su discurso, López Obrador aseguró que todos los pueblos originarios de México han sufrido la explotación, el despojo, la represión, el racismo, la exclusión y las masacres.

“Los mayas han sido los peor tratados, las víctimas de la mayor crueldad, resistieron al exterminio no sólo durante la invasión española, sino también en la época del México independiente y con mayor brutalidad durante el Porfiriato”

¿Qué es la Guerra de Castas?

Según el gobierno federal, la Guerra de Castas es el movimiento social que nativos mayas de Yucatán iniciaron en 1847 contra la población de “blancos” que habitaban la entidad.

La guerra dejó alrededor de 250 mil muertes y terminó en 1901 con la ocupación de la capital maya de Chan Santa Cruz por parte de las tropas del ejército federal mexicano.

Durante la Guerra, intervinieron Inglaterra y Estados Unidos; y uno de los últimos acontecimientos fue la ocupación de la ciudad de Bacalar por tropas del gobierno federal.

Los soldados no dispararon porque los indígenas huyeron para internarse en las selvas, donde formaron nuevas aldeas.