Al asegurar que nunca antes un Presidente de la República había hecho referencia a un candidato; el aspirante panista a la gubernatura de Nuevo León, Fernando Larrazabal Bretón, pidió este jueves al presidente Andrés Manuel López Obrador no intervenir en la elección.

Cuestionado al respecto, el abanderado del PAN consideró que el primer mandatario no debe decir nada sobre el proceso electoral que se efectúa en las diferentes entidades.

“El Presidente merece mi respeto, y con todo respeto yo le digo: Presidente no puede estar rebajándose, estar echando pleito con candidatillos como el del PRI. Él debe estar atendiendo los problemas de México. Pésimamente que se meta un presidente de México, jamás se había visto que públicamente señale, y no estoy defendiendo al candidato del PRI, simplemente no se debe de meter.”

Insistió que López Obrador no debería hacer un sólo comentario a favor o en contra de nadie. De querer señalar algo, dijo, lo puede hacer gente de su partido Morena: “Ya dejó volando a Clara y ya anda colgándose al otro”.

Larrazabal Bretón aseguró que aún y con la intervención de quién sea y el desentendimiento de los órganos electorales ganará por mucho margen: “Vamos a ganar, no tengo duda. Voy a ganar contundente, no va haber manera que me anden impugnando nada”.

Proyecta paso suprimido en San Nicolás

Como parte de su Sistema Integral de Movilidad, Frenando Larrazabal dijo este jueves que proyecta la construcción de un paso suprimido en la intersección de Rómulo Garza y Las Torres.

Ante vecinos de San Nicolás, acompañado de Daniel Carrillo, abanderado a la alcaldía, el aspirante a gobernador firmó su compromiso No 69, que vendrá a conectar el oriente de la ciudad y agilizar el tráfico por el cruce hasta en ocho minutos. Con una inversión de 120 millones de pesos, la obra, junto a 22 pasos a desnivel más, quedaría lista en los primeros dos años de gobierno.

“Va ser un paso deprimido, eso también nos va a permitir que el peatón pueda cruzar. Va a tener también tres áreas verdes… Ya van a tener más fluidez los vehículos y también el peatón.”

Su plan, dijo, incluye también semaforización sincronizada con detección inteligente, así como la incorporación de mil unidades de transporte público en sus primeros 100 días. La meta es reducir el recorrido hasta en un 32 por ciento.

“El servicio de transporte es pésimo, Nuevo León no merece ese tipo de transporte”.

Al respecto, Daniel Carrillo destacó que con Larrazabal lograrán mejorar el transporte y la movilidad de los nicolitas.