Por Jorge Narváez.

@SoyJorgeNarvaez

Todos colocan a Tigres como el mejor equipo con el simple hecho de gastar muchos millones de dólares en una sola contratación de un jugador que no ha jugado en el país. Es una inversión que genera expectativa, esperanza e ilusión para la afición felina pero también genera envidia.

La llegada del cuarto francés a Tigres, Florian Thauvin, generó notas a nivel internacional y eso tiene muy contestos a los directivos, porque precisamente buscan colocar la marca Tigres a nivel mundial. Y muchos equipos también buscan la internacionalización, otros no la necesitan como América o Cruz Azul.

No es malo que la afición se ilusione con este fichaje. Es un jugador que estuvo presente en la Copa del Mundo Rusia 2018, cuando sus compañeros en la cancha hicieron lo suyo para quedar campeones, pero es preferible no hablar antes de verlo jugar. Quizá pueda ser igual que Andy Delort o Timothe Kolo, otros jugadores de Francia que llegaron a Tigres sin pena ni gloria sólo a cobrar.

La gran pregunta es ¿por qué se decidió venir a la Liga MX? Tiene 28 años de edad, está joven, es buen jugador. Tenía todavía futuro en Europa, quizá unos dos años más y luego pensar en migrar a otro continente. Pero sabemos quién metió presión: André Pierre-Gignac.

El encantador de Tigres, Gignac, fue uno de los involucrados para convencer a Florian en venir a México. Claro está que le contó sobre el estadio Universitario, la afición, el clima de la ciudad, la calidad humana de la población, leyes, tráfico, baches, inseguridad, contaminación y otros aspectos que él debe de saber antes de llegar a Monterrey.

Ahora, con esta contratación, nadie está obligado a superar el fichaje. Cada equipo tiene sus áreas de oportunidad, y si Tigres gastó en Florian es porque lo necesitaba. Tal vez otros equipos no requieren a un jugador de renombre porque sus análisis no lo indican, pero hay algunos que los están buscando por puro ego.

Claro ejemplo el de Rayados. Cuando Tigres trajo a Gignac, los de Femsa estaban locos por no quedarse atrás y lo más que pudieron conseguir fue a Vicent Janssen que… pues no ha logrado ser el gran jugador. La afición dice que tiene carisma, pero de eso no se ganan los partidos.

Fotografía: Club Tigres/ Facebook