Durante la mañanera de este jueves 13 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a realizar una investigación y a presentar una denuncia por los presuntos actos de corrupción de servidores públicos en el programa Sembrando Vida.

“Nosotros no tenemos relaciones de complicidad con nadie”, respondió el mandatario y dio lectura a la carta contra la corrupción, el influyentismo, el nepotismo y el amiguismo que firmó el 13 de junio de 2019.

El Presidente dijo que, de comprobarse que las denuncias no proceden de los beneficiarios del programa se trata de un acto de corrupción que, incluso, cae en la esfera del derecho penal.

“Hay que investigar y presentar una denuncia ante la Fiscalía, (…) lo hacemos nosotros, nada más nos ayudas entregándonos la información que tengas y desde hoy mismo iniciamos la investigación.”

Esta reacción surge luego de que se difundió una denuncia sobre las irregularidades que se han encontrado en algunos lugares del país; se presume que en dicho programa, los operadores, coordinadores regionales y facilitadores, crean empresas familiares o fantasmas y obligan a los campesinos a comprarles, además de que los materiales son de pésima calidad.

López Obrador dijo que constantemente recorre varias poblaciones para supervisar el programa, el cual “es de primera”, pues apoya a más de 400 mil campesinos y ha logrado sembrar más de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables.

Además, recordó que estos apoyos también contribuyen a la reforestación, por lo que se han destinado mil 300 millones de dólares al año, cantidad mayor a los 30 millones que emplea Estados Unidos para enfrentar el problema del cambio climático.