Tras más de dos décadas desde que Jesús Tolentino Román Bojórquez y la organización Antorcha Campesina se apoderaron de Chimalhuacán en el Estado de México; este municipio al oriente no había conocido la alternancia desde 1940.

Antorcha Campesina ha sido considerado el grupo de choque del priismo; pues a través del robo de terrenos, el condicionamiento de programas sociales y la represión, Chimalhuacán se convirtió en uno de sus principales bastiones.

Durante el pasado proceso electoral se registraron diversas agresiones en contra de brigadistas y de la candidata de Morena a la presidencia municipal, Xóchitl Flores Jiménez.

En algunas colonias consideradas bastiones Antorchistas, por ser en su mayoría habitadas por “paracaidistas”; existía la consigna de impedir la propaganda y la entrada de grupos políticos ajenos a la organización.

Antorcha Campesina acusa a Morena de «fraude»

Durante la actual contienda electoral, Antorcha Campesina utilizo prácticas intimidatorias e ilegales para impedir la alternancia en el municipio. Los mismos mandos de la Policía Municipal ordenaron intimidar a la población días previos a la elección.

En tanto, el PRI y Antorcha Campesina utilizaron su poder mediático para negar los señalamientos en su contra. Pese a ello, los resultados preliminares de la elección dan como ganadora con cerca de 8 puntos de ventaja a Xóchitl Flores Jiménez; la morenista logró casi 102 mil votos frente a los cerca de 85 mil de Román Bojórquez.

Lo mismo sucedió para las diputaciones locales y la federal, donde Morena logró la derrota del PRI. El delegado priista, Juan Covarrubias declaró que existieron irregularidades durante el proceso electoral en el municipio, por lo que acusó “fraude electoral”; así mismo, indicó que la información con la que ellos cuentan da por ganador a Román Bojórquez.