El canciller Marcelo Ebrard y el empresario Carlos Slim serían los principales afectados políticos por la tragedia de la Línea 12 del Metro del pasado 3 de mayo. Una investigación del medio The New York Times con base en el análisis de fotografías, por parte de expertos, sugiere que la premura para inaugurar la Línea 12 del Metro ocasionó que una trabe se rompiera y el vagón cayera. El hecho provocó la muerte de 26 personas y más de 70 heridas.

Premura, la causa de la tragedia de la Línea 12 del Metro

The New York Times publicó un reportaje en el que sugiere que acabar la obra emblemática de la Línea 12 del Metro antes de que el entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, en diciembre de 2012, provocó la tragedia del pasado 3 de mayo.

El medio señala a dos personas que podrían ser la más afectadas políticamente: Marcelo Ebrard, quien gobernaba la capital; y el dueño de Carso Infraestructura y Construcción, Carlos Slim, empresa que construyó el tramo que se cayó.

Los pernos y las vías, principal causa de la caída del tren

El medio de Estados Unidos consultó a expertos ingenieros para exponer una hipótesis de la causa de la tragedia de la Línea 12 del Metro. Con base en fotografías, los expertos señalan los pernos que unían el acero y la losa de concreto.

The New York Times dice que los pernos debieron haber unido el acero y la losa, pero una soldadura deficiente ocasionó que se rompieran. La solidez de la Línea 12 del Metro dependía de los pernos, sin embargo, fotos muestran que se rompieron y se separaron del acero, por lo que era una estructura inestable. Además, los pernos se manipularon sin cuidado pues nunca se les retiró los anillos de cerámica, que puede observarse en fotos.

El director de Grupo Carso, Antonio Gómez García, dijo al medio que los pernos no son la causa del accidente y culpó al mantenimiento. Pero expertos rechazan esta versión. Otro de los problemas serían los trenes. Una investigación de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en 2014 señaló que las vías estaban diseñadas para trenes con características de Estados Unidos.

Pero el gobierno de Marcelo Ebrard decidió contratar a la empresa española CAF, con trenes con especificaciones europeas, debido a que prometió entregar un año antes el pedido.