Científicos rusos encontraron un animal que revivió después de pasar 24 mil años congelado en la helada Siberia. Se trata del animal microscópico multicelular denominado rotífero bdeloideo que mide alrededor de medio milímetro de largo y vive en ambientes de agua dulce.

Su nombre deriva del latín “portador de rueda” que hace alusión a la corona alrededor de su boca que parece una rueda giratoria que usan para moverse y alimentarse. De acuerdo con el estudio publicado en la revista Current Biology, el suelo fue extraído de una parte del río Alayeza en al Ártico ruso. Después entró en un proceso de descongelamiento para analizar a los animales microscópicos. Los resultados arrojaron que los animales multicelulares son capaces de sobrevivir miles de años en estado criptobiosis.

El investigador del Laboratorio de Criología de Suelos del Centro Científico Pushchino de Biología en Rusia, Stas Malavin, explicó que la criptobiosis es cuando el metabolismo del animal está completamente detenido y luego vuelve a la vida. Para la realización del estudio se utilizó la datación por radiocarbono para determinar los años que se habían mantenido en el estado de criptobiosis.

Con ello, los científicos afirmaron que los rotíferos revivieron y lograron reproducirse asexualmente y fueron capaces de resistir una congelación lenta.

“Este hallazgo plantea preguntas intrigantes sobre qué mecanismos utilizó el animal multicelular para soportar su largo descanso”, indicó el científico Stas Malavin.

Agregó que se puede usar este organismo como modelo para estudiar la supervivencia por congelación y la supervivencia por secado en este grupo, y compararlo con otros animales duros como tardígrados y nematodos.

Ya se había identificado a microbios multicelulares capaces de realizar hazañas similares como un gusano nematodo de 30 mil años que volvió a la vida.