Kim Jong Un, líder de Corea del Norte advirtió un desabasto de alimentos en el país debido al cierre de fronteras que el país decretó desde el inicio de la pandemia por Covid-19, que provocará una temporada de hambruna.

El líder norcoreano inició la sesión plenaria con el partido único de Corea del Norte, Pionyang para planificar la política económica respecto a la situación alimentaria de la población que “se está volviendo tensa”.

De acuerdo con la agencia estatal de noticias KCNA, Kim Jong Un dedicó el 17 de junio a avanzar en las tareas de la segunda mitad del año en las diferentes áreas económicas de Corea del Norte con “exactitud científica”.

De acuerdo con Pionyang, la situación alimentaria de la población comienza a volverse tensa debido a que la producción agrícola no ha logrado sus objetivos por los daños que fenómenos meteorológicos ha causado en Corea del Norte.

Covid-19 obligó el cierre de fronteras en Corea del Norte

El régimen de Kim Jong Un decidió blindar las fronteras de Corea del Norte y rechazar la ayuda humanitaria del exterior por medio a que el Covid-19 se propagara por el país. Esto ayudó al deterioro de la economía de Corea del Norte que redujo el comercio con China al mínimo. Además, de la devastación que inundaciones y tifones que diezmaron las cosechas del país el verano pasado.

Por otra parte, Corea del Norte ha ignorado las peticiones de reanudar las negociaciones nucleares que ya llevan dos años estancadas por la falta de resultados de las cumbres de Kim Jong Un con el expresidente Donald Trump.

Pidió a los ciudadanos prepararse para una “marcha ardua”

Luego de que el régimen de Kim Jong Un aceptara la escasez alimentaria, pidió a los ciudadanos de Corea del Norte prepararse para una “marcha ardua”, que hace referencia a un periodo de hambruna a principios de 1990. Durante esta época, se estima que hasta el 10% de la población murió de hambre debido a la caída de la Unión Soviética, quien fuera el principal aliado de Corea del Norte.

El Instituto de Desarrollo de Corea, grupo de estudios del gobierno de Corea del Sur, declaró en mayo que Corea del Norte podría sufrir un desabasto de alimentos en torno a un millón de toneladas en 2021.

Además, de acuerdo con KCNA, Kim Jong Un planea mantener las medidas de aislamiento en Corea del Norte por la pandemia por Covid-19, pese a que eso significa un serio golpe a la economía del país.