Este jueves el periodista Gustavo Sánchez fue asesinado mientras caminaba en compañía de su hijo. De acuerdo con los primeros reportes, el comunicador caminaba en compañía de su hijo de 15 años sobre la calle que va al panteón municipal en Morro Mazatán, en el municipio de Santo Domingo Tehuantepec, Oaxaca. Unos sujetos que viajaban a bordo de un vehículo verde le dispararon en la cabeza, para después huir del lugar.

Gustavo Sánchez fue editor del portal de noticias La Policiaca del Istmo en Salina Cruz; anteriormente ya había denunciado las amenazas en su contra. El pasado 14 de julio recibió un disparo de arma de fuego en su mano, cuando atacaron a balazos su domicilio particular.

Sánchez alertó a otros de sus compañeros sobre el ataque a través de su cuenta de WhatsApp.

“Compañeros, me acaban de balacear aquí en mi casa en el barrio Cantarranas. Me acaban de balear, manden una ambulancia me estoy desangrando”, indicó el periodista.

Posteriormente, elementos de emergencia llegaron al domicilio del comunicador que fue trasladado a un hospital en Salinas Cruz por una herida de bala en el tórax.

Sánchez había sido amenazado por un policía corrupto

El periodista oaxaqueño cubría la fuente de policiaca y de seguridad en la región del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca. Desde 2014 la organización Reporteros Sin Fronteras solicitó al gobierno protección para Sánchez, debido a las amenazas que provenían de miembros del crimen organizado.

Un año antes Sánchez tuvo que salir del país luego de que un policía de tránsito involucrado en temas de corrupción lo amenazó de muerte; luego de que el comunicador publicó reportajes sobre el caso.