Este lunes, un juez federal sentenció a 37 años de prisión a José Tiburcio Hernández Fuentes, “El Gafe”, a quien se le identifica como uno de los líderes del cártel del Golfo en Reynosa, Tamaulipas. Hernández Fuentes comenzó su carrera criminal, bajo el mando de Juan Manuel Rodríguez, quien fue detenido en junio de 2014, considerado uno de los delincuentes de mayor rango dentro de la organización.

Fue jefe de un grupo en Reynosa

Luego lo nombraron jefe de un grupo en Reynosa y en 2009 Samuel Flores Borrego, ex escolta del capo Osiel Cárdenas Guillén, El Mata Amigos, lo designó como jefe de cinco células delictivas dedicadas al robo de hidrocarburos, extorsión, secuestro y distribución de droga.

Así fue que obtuvo el control de Reynosa y generó un escenario de violencia contra el cártel de Los Zetas, ex brazo armado del cártel del Golfo.

Se encarga de equipar de armas de alto poder a su grupo

Hernández Fuentes se encargaba de equipar a los miembros de su grupo con armas de alto poder que no sólo usaba contra grupos antagónicos, sino contra elementos de su propia organización.

El juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México lo encontró responsable de los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Preso en el penal del Altiplano

En abril de 2015 fue detenido en Reynosa en poder de material bélico y numerario en moneda mexicana y estadunidense, delitos por los cuales fue acusado por la Fiscalía General de la República (FGR). El Gafe se encuentra internado en el penal federal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.