El conductor de un vehículo deportivo que provocó la muerte de una estudiante y un trabajador al arrollarlos con su vehículo, en el municipio de San Nicolás, quedó formalmente preso en el Penal de Apodaca. Así lo ordenó este martes un Juez de Control, que decidió vincularlo a proceso por el delito de doble homicidio y lesiones, ambos agravados.

El examen toxicológico que se realizó al acusado, resultó positivo al consumo de bebidas embriagantes y sustancias prohibidas. El acusado fue identificado como Abraham Arturo M., de 34 años, quien tiene su domicilio en el municipio de Apodaca.

El hombre fue señalado como el presunto responsable de provocar la muerte de la estudiante Sandra Berenice Rubio, de 19 años; y la del trabajador Alfredo Alvarado Medina, de 54, quienes estaban esperando que pasara una ruta urbana. Así como las lesiones que sufrió un empleado de una tienda de conveniencia, de nombre David Cárdenas, de 29, quien recibió el impacto de una estructura al momento del choque.

Los trágicos hechos se registraron el sábado pasado a las 7:30 horas, en avenida Sendero Divisorio y Casa de Cortez, en la colonia Casa Bella, en San Nicolás. Según se informó, el ahora detenido conducía en estado de ebriedad completa, después de pasar dos días de parranda. Presuntamente se desplazaba a alta velocidad por Sendero Divisorio al oriente, en un Pontiac G5, cuando se quedó dormido sobre el volante.

Al bajar del puente que pasa sobre Manuel Barragán, perdió el control, subió al camellón que separa la avenida de la lateral y a su paso derribó una luminaria. Posteriormente arrolló a las dos personas que esperaban el camión, para terminar estampándose con la fachada del Oxxo, donde lesionó al empleado.

Aunque se trata de delitos culposos, en los que el conductor no tuvo la intención de causar daño, la conducta de Moreno Puente se agrava por andar intoxicado y conducir a velocidad excesiva.