La farmacéutica Bayer impugnó la reforma que permite a México comprar medicamentos en el extranjero a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por su sigla en inglés). El Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México avaló la demanda de amparo de Bayer contra la reforma a la Ley de Adquisiciones con el expediente 796/2021.

“Se admite a trámite la demanda de amparo. Incidente de suspensión: conforme a lo dispuesto por los artículos 115 y 128, fracción I, de la Ley de Amparo, este órgano jurisdiccional ordena la apertura del incidente de suspensión”

Documento judicial con fecha del 18 de junio

La reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público fue promulgada en agosto de 2021. Con dicha reforma, el gobierno de México queda autorizado para adquirir bienes y servicios de salud con organismos intergubernamentales internacionales.

Por lo anterior, Bayer y otras farmacéuticas expresaron su inconformidad con la reforma al grado de pedir su inconstitucionalidad. Como argumentos de Bayer está el considerar que viola la competitividad y afecta a los consumidores.

En este sentido, el juzgado que admitió la demanda de Bayer no le concedió una suspensión provisional de la ley por ahora, al argumentar que “el orden público y el interés social prevalecen en relación al interés particular”. El Juzgado Cuarto fijó para el 28 de junio la audiencia incidental y para 4 de agosto la audiencia constitucional.

Presidente promovió reforma por supuesta corrupción con farmacéuticas

La reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios ha desatado polémica desde su planteamiento. El presidente Andrés Manuel López Obrador justificó la reforma a la Ley de Adquisiciones por la corrupción que imperaba en sexenios anteriores en la adquisición de medicamentos.

El Presidente denunció que sólo en el sexenio pasado 10 empresas, “ligadas a políticos”, concentraban casi 80 por ciento de los contratos de medicamentos. Además, señaló que existe la necesidad actual de resolver el desabasto de medicamentos, en particular de enfermedades como cáncer y VIH. Tal desabasto de medicamentos ha imperado desde el inicio de su sexenio a finales de 2018.

El gobierno de México reveló en su último informe del 27 de mayo, que ha pagado 43 mil millones de pesos a la UNOPS para comprar 730 claves de medicamentos. En el proceso de licitación para la adquisición de las claves, hubo 171 empresas participantes y 144 ganadoras.