Por Obed Campos

Teóricos y estudiosos de la delincuencia organizada en los últimos tiempos en México, señalan una realidad estremecedora: es cierto que la base de las organizaciones criminales está formada por gente sin educación, pero en “la cúpula” existen mandos educados, con títulos universitarios.

Esto no les quita lo delincuente, sin embargo.

Pero cree usted que los criminales que operan de este lado de Nuevo León y de aquel lado de Tamaulipas tienen idea alguna de lo que son los límites territoriales o la división política entre estados y para qué sirven…

Se debe de ser muy ingenuo o muy perverso si se cree que los malhechores respetan esos puntos geográficos que dividen las entidades.

La de ayer fue una advertencia sin precedentes, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón llamó a los ciudadanos a no viajar a Tamaulipas ante la (grave) situación de inseguridad que se vive en las ciudades de ese estado y en las “guardarrayas” de las dos entidades.

Jaime llamó a los nuevoleoneses a viajar sólo si es estrictamente necesario, porque dijo que en estos momentos se vive una lucha entre delincuentes de diferentes cárteles, aunque aclaró que ya hay operativos conjuntos entre ambos estados.

También en un hecho sin precedentes, El Bronco se disculpó por la discrepancia del número de personas rescatadas, revelada por él hace días y dijo que la Fiscalía de Nuevo León fue la que le proporcionó esos datos.

Mientras tanto, el tiempo sigue su curso y no hay pistas de la mujer que desapareció junto con sus hijos en los límites de Nuevo León y Tamaulipas.

Pero el caso es que, por muchos corridos que les compongan y muchos clubs de fans les funden… Y aunque tengan títulos de las mejores universidades del mundo y demuestren su valentía armados hasta los dientes y “bien pasados” de droga… Y aunque hay muchos y muchas que los admiran, les tengo noticias: los causantes de esta crisis no son más que delincuentes.

obedcampos@gmail.com

@obedc