Por Francisco Tijerina Elguezabal.

ftijerin@rtvnews.com

“No hay cosa más fácil que dar consejo ni más difícil que saberlo tomar”
Lope de Vega

Extraño, el que después de tanto tiempo en el ostracismo el ex Secretario de Economía estatal, don Fernando Turner, reaparezca en la escena pública reviviendo el membrete de su Asociación Nacional de Empresarios Independientes, que tenía largo tiempo metida en un baúl dentro de una bodega cerrada a piedra y lodo, para darle recomendaciones al Gobernador Electo.

La recomendación de Turner a Samuel en el sentido de que se deje asesorar por un Consejo para la designación de sus Secretarios suena, perdón por la claridad, a una casi exigencia de “y debo ser yo quien presida y maneje ese consejo”.

Y ojalá, lo digo de verdad, el próximo gobernador no les haga caso ni a él ni a los opinadores de siempre que está visto, cuando han tenido la responsabilidad de un cargo público, no han dado los mejores resultados.

Porque son muy buenos criticando a la autoridad, cuestionando y señalando, pero cuando han estado ahí, en el ojo del huracán, no han podido dar pie con bola.

Y ejemplos tengo varios.

Debe Samuel García, sí, pedir la opinión y el consejo de personas que verdaderamente amen a Nuevo León, no que tengan esa ansia loca del afán protagónico; debe Samuel dejarse ayudar por mentes claras y brillantes, por profesionales, por la academia, por personajes distinguidos.

A final de cuentas será él, y sólo él, quien responda por sus decisiones, de manera que lo principal es que logre conjuntar un equipo que ofrezca resultados, que sepa y pueda trabajar así, en el equipo, dejando de lado individualidades y la vana búsqueda de reflectores para si mismos.

Aquí lo importante es que le vaya bien al Gobierno, porque así nos va bien a todos los nuevoleoneses.

Gracias por el consejo de tener un consejo, pero que mejor se aconseje en otro lado.