Una mujer originaria del país de Colombia fue detenida por las autoridades de Apodaca después de insultar a los policías preventivos.

Una mujer originaria de Colombia fue detenida por las autoridades de Apodaca después de insultar a los policías preventivos, cuando le pidieron que se identificara.

La extranjera pertenece a un grupo de usureros que llegaron a nuestro, país para lucrar con la necesidad de las personas al ofrecerles prestamos que después no pueden liquidar.

Mencionaron que prestan dinero con un 20 por ciento de rédito y el que no paga, lo despojan de sus propiedades.

Los sujetos ya están bien ubicados, siendo hombres y mujeres, que se mueven en los municipios de Apodaca, Escobedo, zona Norte de Monterrey y Guadalupe.

En esta ocasión, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal realizaban recorridos de vigilancia en calles de la colonia Noria Sur, cuando se toparon con la colombiana.

Fue en las calles de Tomatlán y Estado de Jalisco donde observan a una mujer que desciende de una motocicleta, en color gris, Yamaha T 110.

Voltea la persona para ver a los policías que se le aproximaban en la unidad y los empieza a amenazar de muerte con insultos y a la vez afirma que les va a dar un levantón.

Los policías descienden de la patrulla y continúa la mujer con las amenazas por lo que proceden a detenerla y se identifica como Angélica, de 26 años, originaria de Colombia.

Posteriormente se le da a conocer a la extranjera que quedaba detenida por las amenazas hacia los uniformados.

En la inspección a la mujer se le encontró en una mochila que llevaba sujetada en la espalda donde guardaba tres mil 620 pesos, en billetes de diferentes denominaciones, un celular, así como diversas tarjetas de crédito y bancarias, además de una identificación del Instituto Nacional de Migración a su nombre.

A la colombiana, los policías le dieron a conocer sus derechos constitucionales y la trasladaron ante un agente del Ministerio Público para que sea resuelta su situación legal.