Sheinbaum niega que se trate de un asunto político el caso del diputado Mauricio Toledo, sino que existen pruebas de su endurecimiento ilícito.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se refirió al exdelegado de Coyoacán y actual diputado federal por el Partido del Trabajo (PT), Mauricio Toledo.

La mandataria capitalina lamenta que Toledo haya logrado mantener su curul, pues ganó la relección como diputado.

Sin embargo, se mantiene en espera de la respuesta de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados; que el próximo miércoles podría retirarle el fuero al legislador.

Por su parte, Sheinbaum aseguró que no se trata de un asunto de confianza, sino de una investigación concreta por enriquecimiento ilícito de Mauricio Toledo.

“Yo espero que actúen con base en las pruebas que les envió la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, que entiendo que son pruebas suficientes”, indicó la mandataria capitalina.

Sheinbaum agregó que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ–CDMX) tiene las pruebas suficientes contra el legislador; por lo cual, ya había solicitado retirar el fuero para que se proceda judicialmente contra Toledo.

“A mí en particular no me parece. No me parece que haya ocurrido así y espero que haya la continuidad de este desafuero que pidió a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, porque tienen pruebas suficientes”.

Así mismo, negó que se trate de un asunto político en contra del diputado, sino de que hay pruebas que demuestran su enriquecimiento ilícito.