Tras desaparecer por algunas semanas, las filas en los drive-thru para la realización de la prueba Covid-19 volvieron este jueves.

Tras desaparecer por algunas semanas, las filas en los drive-thru para la realización de la prueba Covid-19 volvieron este jueves.

Desde temprana hora, decenas de automovilistas se enfilaron en el módulo Sendero, ubicado en el municipio de Escobedo.

Escenario similar se vivió en el de Morelos, en el centro de Monterrey; y el de la avenida Miguel Alemán, en Apodaca.

Desde hace dos meses, ante la “baja” afluencia, operan solamente cuatro módulos, incluyendo también el de Israel Cavazos y Pablo Livas, en Guadalupe.

Sin embargo, luego de una etapa de reducción, los contagios a causa del virus superaron ayer los 200 casos, incrementando también las personas que buscan someterse al test.

Es de destacar que los espacios ofrecen servicio de 8:00 a 13:00 horas, de lunes a viernes, permaneciendo cerrados en fines de semana.

“Cuando teníamos la pandemia a su máxima expresión nosotros colocamos unidades drive thru para poder tomar pruebas en diferentes puntos fuera de nuestros centros centinela, actualmente tenemos cuatro”.

“Como nos ha disminuido importantemente la demanda de pruebas, nosotros las seguiremos ofreciendo de lunes a viernes en los drive thru de 8 a 1 de la tarde; sábados y domingos  no van a estar funcionando”, informó Consuelo Treviño, Secretaría de Prevención y Control de Enfermedades.

De tener síntomas y requerir el test, dijo, podrá acudir a los Centros de Salud Terminal, Pio X, Nuevo Morelos.

El llamado de las autoridades es a no bajar la guardia y continuar implementando las medidas de protección.