El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, dijo que la toma de la UDLAP por policías estatales responde a la oposición de la guardia privada y personal administrativo.

La toma de las instalaciones del campus de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) fue orden de un juez civil de la Ciudad de México, quien solicitó que el Poder Judicial de Puebla apoyara en las diligencias para cambiar el patronato en la institución educativa; así lo informó el gobernador Miguel Barbosa.

Además, el mandatario estatal indicó que la denuncia que su administración realizó por el presunto desfalco de la fundación Mary Street Jenkins (MSJ) provocó la destitución de los patronos y el nombramiento de otros en la Fundación UDLAP.

El rector de la UDLAP, Ernesto Derbez Bautista, explicó que la fundación MSJ y la fundación de la Universidad son dos organismos independientes uno del otro, con personalidad jurídica y patrimonio propios. Sin embargo, con las declaraciones de Barbosa se pone en entredicho esa declaración.

El campus Santa Catarina Mártir, ubicado en San Andrés Cholula, continúa resguardado por la policía estatal auxiliar y las oficinas las controla el nuevo patronato; el cual fue nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada, órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación de Puebla.El nuevo presidente del patronato es Horacio Magaña Martínez y como secretario fue designado Adalberto Ramos; los vocales son Ernesto Luna Parra, Luis Oaxaca y Pablo Jiménez, quienes no tienen antecedentes en Puebla, ni se conocen sus méritos o los motivos por los que fueron nombrados como patronos.

Barbosa recordó que integrantes del patronato de la fundación MSJ son acusados de haber saqueado “enormes sumas de dinero” para dejar a ese ente filantrópico casi sin patrimonio, por lo que la JCIAP inició una serie de litigios.

“La fundación Mary Street tiene como Junta de Gobierno un patronato y los integrantes, (es decir) los patronos que fueron los que hicieron todo este movimiento, de dejar a la fundación hueca, fueron relevados, y lo que ocurrió ayer fue poner a los nuevos patrones, ponerlos en posesión de un bien propiedad de la fundación”, argumentó.

El gobernador también afirmó que la guardia privada y personal administrativo de la universidad se opusieron a la diligencia que se realizó; razón por la que arribaron decenas de elementos de la policía estatal al campus. También denunció que personal de la UDLAP sacó documentos de forma violenta e intentaron bloquear la entrada del campus.

Aunado a ello, agregó que el cambio de los integrantes del patronato se realizó bien, gracias al operativo. Por ello, los litigios seguirán y determinarán quién tiene la razón.

El nuevo secretario, Adalberto Ramos, declaró a varios medios de comunicación que la composición del nuevo patronato se realizó con perfiles profesionales; aunque no especificó cuál será el procedimiento.